SliderVictor2

Fundación Víctor Jara trabaja en la conservación y difusión del legado de Víctor Jara

La Fundación Víctor Jara, en alianza con la Universidad de Santiago de Chile, se encuentra desarrollando un proyecto de conservación, puesta en valor y difusión de la obra de Víctor Jara. Este trabajo se extenderá durante todo el 2016 y está financiado mediante el programa Otras Instituciones Colaboradoras (POIC), del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA).

Esta iniciativa  contempla variadas actividades tales como: la continuación del trabajo del Archivo Digital Víctor Jara, para la creación de una plataforma web de acceso universal; la reedición en formato vinilo y CD de parte de su discografía y la reedición de los libros “Obra musical completa” y “Víctor, un canto inconcluso” de Joan Jara. Además, incluye la  itinerancia de la exposición “Víctor Jara canta al mundo”.

Otra arista del proyecto incluye un trabajo de programación y participación cultural con la ciudadanía. Aquí se realizará un importante trabajo con liceos pertenecientes al proyecto PACE USACH de la Región Metropolitana y del Libertador General Bernardo O’Higgins, instituciones que recibirán material discográfico y bibliográfico para sus bibliotecas, además de talleres de apreciación musical y charlas en torno a la figura y legado de Víctor.

Joan Jara, presidenta de la fundación, señaló la importancia de esta labor: “Lo que se está realizando con este proyecto es el retorno al rescate de la memoria, que es el pilar que ha guiado nuestro trabajo desde el inicio en 1993”.

Este nuevo proyecto significa también una reactivación del trabajo programático de la fundación, donde el vínculo con la Universidad de Santiago, formalizado en un Convenio de Colaboración Cultural firmado el año 2013, ha sido vital para dar un impulso a esta nueva etapa de preservación del legado artístico de Víctor Jara.

Logo-Final-FVJ2015Color_CNCA

3823-175x155

Víctor Jara en la Huella cultural de la Universidad de Santiago

Por Jorge Montealegre

 

La Fundación Víctor Jara vive un promisorio proceso que reimpulsa, revitaliza, su misión. En ese contexto ha firmado un convenio de colaboración mutua con la U. de Santiago de Chile. Más allá de las formalidades, podemos decir que desde al menos medio siglo existe un pacto afectuoso, fraterno, de cariño genuino, entre la comunidad universitaria y la figura de Víctor Jara. Porque el artista fue y sigue siendo parte de dicha comunidad. Es elocuente una fotografía, que conserva nuestro Archivo Patrimonial, donde Víctor Jara está en un grupo de trabajadores de la UTE. En primer plano está Pablo Neruda que visitaba la universidad. Víctor Jara era uno más, en tercera fila, fotografiándose en grupo con el Premio Nobel. Apenas se ve. Era parte de la comunidad, un trabajador de Extensión. Desde esa labor contribuyó –con los Parra, Inti Illimani, Quilapayún, Isidora Aguirre- a llevar una diversidad expresiones artísticas a todos los rincones. Valga recordar que la UTE sostuvo en gran medida al Movimiento de la Nueva Canción Chilena. En esos tiempos la universidad tenía sedes a lo largo de todo el país. En septiembre de 1973 preparaba la apertura de su canal de TV.
Así, Víctor Jara es evocador de una época, de sus personas y obras. El 11 de septiembre debía cantar en esta casa de estudios, llamada entonces Universidad Técnica del Estado, en la inauguración de una exposición antifascista titulada “Por la vida siempre”. En la ocasión hablaría el Presidente Allende. Víctor Jara tenía programado cantar una de sus últimas creaciones: “Manifiesto”. En su letra nos recuerda que el cantar tiene sentido y razón. Es parte de su enseñanza. Entonces compartió la suerte con nuestro rector de entonces y el presidente de la Federación de Estudiantes en campos de prisioneros, con nuestra casa de estudios como blanco de morteros. En el Estadio Chile, que en justicia hoy lleva su nombre, compartió con los estudiantes, académicos y funcionarios que fueron llevados como “prisioneros de guerra” e ese recinto. Es parte de esa historia. Víctor Jara es una de las víctimas de esta casa: es una de las 88 personas, entre muertas y desaparecidas -que están consignadas en nuestro Libro Memorial-, a las que debemos honrar y para cada una de ellas tenemos un respeto equivalente. Cada víctima simboliza a las otras. Se contienen significativamente. Así, tras la imagen de Víctor Jara también están sus hermanos en la tragedia. Se les recuerda en la universidad, que también es un sitio de memoria. La escultura frente a la Casa Central, la “Sala de las Artes Víctor Jara”, los murales con su imagen, son parte de las marcas que hacen de Víctor Jara –así como de Isidora Aguirre, Goyo Mimica, Michelle Peña, Enrique Kirberg- parte del imaginario cotidiano de la U. de Santiago que recuerdan la sinergia en el compromiso, la creatividad, el estudio, la sonrisa ancha que –por la vida siempre- toman nuevas expresiones en la comunidad universitaria de hoy que construye futuro. Esta huella hace absolutamente natural que la Universidad de Santiago de Chile tenga una relación estrecha con la Fundación –con Joan, Manuela y Amanda- que proyecta la obra y los sueños de Víctor Jara.

3823-175x155 

Jorge Montealegre

Director de Extensión / Universidad de Santiago de Chile

Miembro del Directorio Fundación Víctor Jara

 

20160301_101930

Libros a la venta en la Fundación

Los libros “Víctor, un canto inconcluso”, escrito por Joan Jara; “Luchín”, cuento ilustrado por Raquel Echenique y las “Obras completas”, se encuentran a la venta en la oficina de nuestra fundación, ubicada en Huérfanos 2120, de lunes a viernes de 9:00 a 13:30 y de 15:00 a 17:30.

Listas de precios (no incluye costos de envío):

  • Víctor, un canto inconcluso: $9.000 por precio especial o $10.000 si es llevado con el disco “Payas por Víctor”
  • Luchín: $7.000
  • Obras Completas: $15.000 con el disco Payas para Víctor, de regalo.

20160303_092202 20160301_102206 20160301_101930