Alicia Lira, presidenta de la AFEP: “Siempre se debe ser un dirigente aglutinador”

Alicia Lira Matus, nació en Concepción. Vivió su infancia en Plegarias, un pequeño pueblo ligado a la minería del carbón. Allí Alicia, su madre y sus hermanos vivieron no sólo las dificultades e injusticias que enfrenta la clase obrera, sino también la solidaridad entre vecinos y vecinas. La dignidad e importancia del trabajo colectivo.

La militancia en las Juventudes Comunistas trajo a su vida, además del trabajo político, el amor. Conoció ahí al también militante Felipe Rivera, con quien se casó en febrero de 1970. Fue el asesinato de su compañero a manos de la dictadura cívico-militar lo que lleva a Alicia a ingresar a la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), organización nacida en 1976, que ella preside desde el 2009. Hoy, tanto Alicia como la AFEP son símbolos de la defensa por lo Derechos Humanos en Chile. Una lucha que este 2017 ha contando con un trabajo muy articulado entre sus organizaciones, conjugando sus similitudes y sus diferentes puntos de vista, para así llevar una agenda potente de denuncia y de apoyo a nuevos movimientos sociales.

-Alicia, ya estamos casi finalizando este año, ¿cómo evalúas este 2017 para la AFEP?

AAA_5684“Para nosotros como agrupación el 2017 ha sido bastante importante. Primero por los avances que hemos tenido con las querellas que hemos presentado. El 30 de octubre, Día del Ejecutado Político, presentamos 30 querellas pendientes donde incluso hay una por un no nato. Pero al mismo tiempo ha sido un año fundamental porque la agrupación ha tenido un trabajo internacional bien relevante. Este año estuvimos como observadores en el proceso de paz en Colombia, ya que toda la gente progresista, pacifista en América Latina y el Caribe quiere que haya paz realmente en Colombia, con procesos democráticos donde todos sean representados. También haber trabajado en el proyecto de un libro con la historia de la agrupación, por primera vez, contando cuando las heroicas compañeras. Estoy hablando del año ’76, cuando a pesar del terror y el miedo conformaron la agrupación”, agrega.

Este libro es un reconocimiento a quienes ha conformado a la AFEP durante su historia, como Otilia Vargas, Josefina Santa Cruz, Berta Ugarte, Michel Nash padre, entre muchos familiares más. Está en su etapa final y espera ser lanzado a mediados de diciembre. En él se relatarán los inicios de la agrupación y las diversas luchas en las que han participado tanto en Chile como en América Latina. “A fines del 76, ellas se reunían en casas como la sede de las Empleadas Particulares, en la casa de Clotario Blest o la de ellas mismas. Pero este libro también mostrará el trabajo de amplitud, porque la agrupación por mucho tiempo ha sido parte del cierre de la Escuela de las Américas”, señala Alicia.

-Además del trabajo realizado por la AFEP, este año hemos visto actividades realizadas en conjunto por muchas organizaciones sociales, sitios de memoria y de Derechos Humanos. En este sentido, ¿cómo evalúas el trabajo que han desarrollado como articulación durante el 2017?

20170728_190755“Lo más importante es que hemos podido hacer una aglutinación en el movimiento de los Derechos Humanos. Conformamos hace más de un año la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Derechos Humanos y Sociales, con la que hemos tenido hitos bastante importantes como la exposición que se hizo el 2016 en la Plaza de Armas, que fue abierta, unitaria y bien representativa. El otro hito fue la marcha el 28 de julio desde Plaza Italia a Plaza de Armas, que primero, tímidamente, pensábamos que no íbamos a convocar a más de 500, 600 personas, pero fue tan bien valorada que pasamos las 2.000 personas. Demostramos ahí que la gente quiere… necesita un movimiento de DDHH unitario, con los sitios de memoria, organizaciones sociales, sindicales, etc., y a raíz de eso es que hemos mantenido este trabajo”.

Alicia enfatiza que la labor de las organizaciones de DDHH se hace aún más relevante en años como este, donde casos como el milicogate, el pacogate y los 26 consejos de guerra de los cuales participó el ex Comandante en Jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, salen a la luz. Es por eso que la labor de la Coordinadora no descansa, denunciando por ejemplo las campañas pro impunidad como la de Punta Peuco, como también apoyando a causas como la extradición de Mauricio Hernández Norambuena a Chile por su lucha antidictatorial y de resistencia. “Esa dignidad que tienen los familiares, no la tienen los criminales. Porque hoy se victimizan… dicen que están enfermos, seniles”, sostiene Alicia.

Nuevas luchas a las que sumarse

Esta valoración positiva del trabajo durante este 2017, tanto de la AFEP como de la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Derechos Humanos y Sociales no sólo tiene que ver con denuncias y movilizaciones relativos a la violación de DDHH durante la dictadura cívico-militar.

Al respecto Alicia explica que “Estuvimos denunciando cuando vino el vicepresidente de Estados Unidos [Mike Pence] aquí a mandar al gobierno a cortar las relaciones con determinado país, cuando la injusticia ha pasado con el movimiento mapuche (…) y nosotros como AFEP tenemos hasta un lienzo de cuando participamos en la manifestación No más AFP. Tuvimos también participación, y bien lo valoraba el Director del Museo de la Memoria, Francisco Estévez, en la primera marcha masiva Ni una menos. Nosotras estuvimos ahí con nuestro lienzo, con los rostros de nuestras compañeras que fueron ejecutadas, porque nos duele que se esté matando a las mujeres”.

Sin duda, este apoyo a los movimientos sociales resulta lógico para una organización que lucha por el respeto y la dignidad de todas las personas. “Nuestros familiares luchaban por una sociedad más justa, por salud vivienda, por el respeto fundamental de los DDHH, pero nosotros como familiares también éramos parte de ese proceso y muchos otros se han sumado no sólo con el legado de sus seres queridos si no que han hecho carne también este sentido y hoy para ellos también son fundamentales estos movimientos de la sociedad. Porque es nuestra sociedad, es nuestro país” enfatiza Alicia.20170719_110537

De hecho, ustedes como articulación de DDHH plantean que la impunidad del pasado permite las injusticias de hoy…

“¡Claro! qué mejor consigna que esa de nuestra marcha del 28 de julio y que la mantuvimos para el 10 de septiembre. La impunidad de ayer avala las injusticias de hoy. Aquí hay que lamentar crímenes de comuneros mapuche, trabajadores como Rodrigo Cisternas, Nelson Quichillao, Manuel Gutierrez, por nombrar algunos que han muerto en demandas laborales. No estaban asaltando un banco, estaban en un lugar determinado exigiendo mejores salarios y llegaron las fuerzas represivas con sus balazos y los mataron. Como los crímenes de la dictadura esto cruza el país: Rodrigo Cisternas en las forestales del sur, Nelson Quichillao en el norte allá en El Salvador, Manuel Gutiérrez acá en Santiago”, señala.

Otro de los desafíos que plantea Alicia tanto para la AFEP como para toda organización que esté en la lucha por lo Derechos Humanos, es la aparición de nuevos liderazgos que puedan dar continuidad al trabajo realizado. “Hay que ir preparando recambios porque uno se enferma, se cansa, los años pasan y la organización sigue. Entonces hay que no olvidar lo que la organización ha significado, pensar lo que las compañeras desde el ’76 en adelante nos han dejado, la historia que fueron construyendo. Nosotros somos parte de eso pero somos personas pasajeras, pero las organizaciones no. Por eso es también importante el trabajo colectivo”

Y tal como su lucha contra la impunidad, la agenda de movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Derechos Humanos y Sociales no cesa. Una de las últimas actividades que tendrá la Coordinadora será el 7 de diciembre con una marcha desde Plaza Italia hasta Plaza de Armas y velatón en el marco de la conmemoración del Día de los Derechos Humanos.

“Sentimos que quienes somos parte de esta coordinadora, aun teniendo matices y algunas opiniones distintas hemos logrado decir que lo que importa es cómo limamos asperezas y cómo juntamos lo que es mejor para todos”

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *