Reportaje Gráfico: Ciclo de conciertos “El Derecho de vivir en paz”

Revive en este reportaje gráfico los cuatro conciertos que fueron parte de nuestro ciclo “El Derecho de vivir en paz” organizado para celebrar el aniversario 85 del natalicio de Víctor Jara, los días 28, 29 de septiembre y 1 de octubre de 2017. Tres días donde el Estadio Víctor volvió a llenarse de música, memoria y compromiso social.

 

 

Carnaval por Víctor Jara y Littré Quiroga: “El arte como movilizador de la memoria”

El lugar donde el 16 de septiembre fueron encontrados cinco cuerpos, entre ellos los de Víctor Jara y Littré Quiroga, cada año durante ese mismo mes cambia su entorno solitario al lado de la línea férrea y se llena de comparsas, baile y música. Es un carnaval que surge desde la inquietud, movilización y gestión de la propia comunidad. Un hito que desde hace seis años remueve la memoria de los vecinos de Lo Espejo y de todos quienes se suman para conmemorar a Víctor y Littré.

Rosa Núñez, gestora de la Escuelita Artística Comunitaria y parte de la organización de este carnaval, relata que se inspiraron en una manifestación de vecinos y vecinas que en dictadura se acercaban a hacia este sitio al costado del cementerio con un clavel. Estos primeros actos de memoria se convirtieron en parte del relato oral de los pobladores, juntas de vecinos y organizaciones culturales de Lo Espejo, quienes tuvieron la necesidad de que este sitio de memoria, ya reconocido por el pueblo, fuera identificado. Se movilizaron y así comenzaron la labor de “marcar” el sitio.

“Sabíamos que era al costado del Cementerio Metropolitano, pero no no tenía ninguna identificación, no había un algo que dijera ‘aquí fallecieron…aquí fueron arrojados’. Lo único que había era la persistente memoria a través de los murales que se fueron poniendo alrededor. Con ellos siempre se estuvo diciendo ‘aquí fueron encontrados’ en homenaje a Víctor y a Littré. Así se recuperaba mediante esos dibujos y murales el costado del sitio, que no era directamente el sitio porque no podíamos acceder por el basural que estaba ahí instalado”, comenta.

Memoria desde la comunidad

Tal como sucede en la mayoría de los casos de los sitios de memoria en Chile, son los sobrevivientes y los pobladores quienes comienzan a gestar su recuperación y puesta en valor. El primer paso que debieron dar los vecinos organizados de Lo Espejo fue buscar tener acceso al sitio e identificarlo con una placa. “Un primer esfuerzo que hicimos el 2013, fue poner una placa de metal. Era una placa pequeña que no medía más de cincuenta centímetros y que la mandamos a hacer entre todos para marcar el lugar”, comenta Rosa Núñez. Señala además que en ese año el carnaval también comenzó a dar sus primeros pasos al sumar la experiencia que la Escuelita Artística había acumulado en su participación acompañando a movimientos sociales.

“Junto con eso, tuvimos la posibilidad de desarrollar, teniendo la experiencia más o menos hacía un año, de generar una comparsa. La nombramos “Comparsa la sabrosona” y esa experiencia nos abrió la posibilidad de desarrollar un acto cultural y nosotros, como comparsa y escuela cultural, pudimos acompañar previamente recorriendo las calles de la comuna. Éramos alrededor de 30 personas que hicimos un carnavalito al que nombramos Pasacalle en homenaje. Llegábamos bailando desde la población Clara Estrella hasta el costado del cementerio, ya que aún no podíamos acceder al sitio”.

Ese primer acto, que contó con la presencia de Joan Jara y nuestra fundación. Fue un primer indicio de lo que estas organizaciones sociales lograrían en las siguientes versiones del carnaval. Además de la primera placa, ya habían captado la atención de la comunidad, la cual comenzó a acercarse y generar un diálogo sobre la memoria. “Los vecinos salían a saludar, nos preguntaban de donde éramos, por qué estábamos haciendo esta actividad”, cuenta Rosa.

“Con ese acto logramos que la comunidad saliera de las casas, que se enterara de lo que estaba pasando, que supieran por qué estábamos haciendo esta actividad. Empezaron a aparecer muchos relatos de gente que empezó a recordar ese momento en septiembre del 73 y se generó una conversación diversa (…) pero nos dimos cuenta que sólo con esa pequeña acción de músicos y bailarines que fueron por la calle, se movilizó muchísimo la memoria de esa comunidad”.

Estos logros motivaron a sus organizadores a que los siguientes carnavales incluyeran cada vez a más agrupaciones, muchas de ellas con experiencia reconocidas en el ambiente carnavalero de Santiago, y también a más de 20 brigadas muralistas que lograron demarcar el sitio de manera mucho más clara y amplia. El carnavalito que había surgido como legado de esos gestos pequeños pero valientes en plena dictadura, hoy ya tomaba forma de manera organizada, articulando más grupos y con un hilo conductor. “Cada vez que hacíamos un carnaval tenía una idea fuerza. Un año se llamó ‘Deja la vida volar’ porque teníamos la necesidad de sacar a la luz, socializar, dar a conocer. En otro momento fue, acompañando la campaña de la Fundación Víctor Jara, ‘Justicia para Víctor’ y así cada año”.

El siguiente paso

Las obras del tren Rancagua Express, instaladas al costado del Cementerio Metropolitano el 2013, parecía que serían una nueva complicación para este carnaval. Sin embargo, su instalación significó que la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) debió limpiar el basural que no permitía tener una entrada total al sitio. Al poder acceder al lugar, la organización junto con la Fundación Víctor Jara solicitaron al Consejo de Monumentos Nacionales que todo el frontis del Cementerio Metropolitano fuese declarado sito de memoria y por acuerdo establecieron un punto específico y pusieron la primera piedra para instalar el hito que lo distingue actualmente.

Esta nueva placa, de gran tamaño, también fue producto de gestiones y colaboraciones, en este caso con el Cementerio Metropolitano, quienes la construyeron como parte de las actividades de su aniversario 50, el año 2014. Al año siguiente vino el siguiente gran logro, la declaración de sitio de memoria por parte del Consejo de Monumentos Nacionales. Todos estos avances de su puesta en valor fueron de la mano de un gran crecimiento en el número de agrupaciones carnavaleras participantes y de un trabajo especial de la Escuelita Artística, la cual crea una cuidada propuesta artística especial para cada versión.

“Cada año se ha ido consolidando más el carnaval. Yo diría que ya después de seis años casi no necesitamos difusión, la gente sabe. Conoce las calles específicas por donde va el carnaval y de hecho, nos esperan con agua, que nos tiran globos, con challa. Vecinos que nos esperan con sus abuelos en sillas de ruedas en la calle”.

Estos logros establecen nuevos desafíos para las organizaciones sociales tras este gran carnaval. La preservación y cuidado del sitio se hace urgente y para eso el actual objetivo de los organizadores es establecer una mesa de trabajo que los involucre a ellos y organismos del estado. “Las organizaciones solas no podemos porque es un terreno enorme sin resguardo. El esfuerzo hoy es que las organizaciones comunitarias y el estado para cuidarlo y darle la dignidad que se merece”

El carnaval de Lo Espejo es una manifestación que ya está instalada en la comunidad. Rosa Nuñez enfatiza que además de ser un homenaje a Víctor Jara y Littré Quiroga es también un reconocimiento a la valentía de esos pobladores y pobladoras que con tan sólo unos claveles manifestaron que la memoria debe ser un ejercicio diario.

 

Reportaje gráfico: Gyoro Nagase

La visita del monje budista Gyoro Nagase, custodio del templo Peace Pagoda de Londres hace 30 años, fue uno de los hitos que marcó el mes de septiembre para la Fundación Víctor Jara. Nagase llegó a Chile inspirado por la sonrisa de Víctor Jara, a quien decidió honrar por el aniversario 85 de su natalicio.

Fueron variadas las actividades que colmaron la agenda de Gyoro Nagase en Chile, entre ellas una visita al Museo de la Memoria y Los Derechos Humanos, una ofrenda en Puerto Montt a las 10 personas que fueron asesinadas en 1969, en Pampa Irigoin y una caminata desde Lonquén al Estadio Víctor Jara.

Joan Jara fue reconocida por su trayectoria en FIC Valdivia

La vigésima cuarta versión del Festival de Cine de Valdivia tuvo un importante espacio dedicado a homenajear el legado de Víctor Jara y también el trabajo que su esposa y presidenta de nuestra fundación, Joan Jara, ha realizado en pos de la difusión de éste.  En este contexto, el pasado viernes en el Cine Club de la Universidad Austral de Chile se exhibió a sala llena “Compañero Víctor Jara of Chile”, de los realizadores Stanley Forman y Martin Smith, documental de 1975 que recoge en extenso una entrevista a Joan a poco tiempo del asesinato de Víctor. A la jornada asistió Joan, su hija Amanda Jara Turner, Cristián Galaz (director ejecutivo FVJ), Andrea Ugalde, (parte del directorio FVJ), y Judith Silva (historiadora del Archivo Víctor Jara).

Respecto al documental, Joan Jara señaló, “quizás ahora parece extraño, pero esta película en esa época, estamos hablando del año 1974, 1975, dio una vuelta por el mundo y tuvo un lugar en toda esa campaña [el movimiento de solidaridad con el pueblo chileno]. Fue mostrado muchas veces en la televisión pública en países europeos como Inglaterra y también en lugares como Australia, Nueva Zelanda, la Unión Soviética y Japón”, relató Joan.

El sábado fue la ceremonia de premiación, jornada que comenzó con la interpretación de “El Arado” por parte de la Orquesta de Cámara de Valdivia y José Seves. La sorpresa de la ceremonia fue para Joan, quien fue galardonada con un Pudú por su trayectoria y difusión del legado de Víctor Jara. Asimismo, también durante la ocasión, Cristián Galaz y Amanda Jara firmaron a nombre de la fundación, un convenio de colaboración con el Centro Cultural de Promoción Cinematográfica de Valdivia.

“Joan Jara es mucho más que la viuda de Víctor, es además una de las personas más importantes en la recuperación de la democracia y una prominente figura del mundo de la danza”, comentó el director de Festival, Raúl Camargo.

“El Derecho de vivir en paz”: conmemoración y música se tomaron el Estadio Víctor Jara

Música, compromiso social y memoria. Fueron tres intensos días y cuatro conciertos, durante los cuales el Estadio Víctor Jara volvió a convertirse en un espacio para las artes gracias al ciclo “El Derecho de vivir en paz”, organizado para celebrar el aniversario 85 del natalicio de Víctor Jara. Este ciclo de conciertos fue parte de una programación que mantuvo a la fundación en un trabajo intenso durante septiembre, que incluyó la participación en la marcha conmemorativa del 11 de septiembre, la velatón en el frontis del Estadio, el visita guiada “Víctor Jara vive en la UTE-USACH” realizada por nuestro archivo en conjunto al Archivo Patrimonial de la USACH y la venida a Chile del monje budista Gyoro Nagase, quien marchó en honor a Víctor Jara y su mensaje por el derecho de vivir en paz.

Fue precisamente Nagase quien dio inicio a la primera jornada al llegar el día 28 al Estadio Víctor Jara, previo al concierto, luego de su caminata desde Lonquén. Posteriormente, a las 20:00 horas, comenzó la presentación de Illapu. Aquí el grupo oriundo de Antofagasta, mostró el repertorio que por 45 años los han tenido como un referente de la música popular chilena. Durante a presentación, Roberto Márquez, líder de Illapu, hizo un claro llamado a repudiar la violencia por parte del Estado ejercida hacia el pueblo mapuche en el Wallmapu. El grupo además dedicó parte de su presentación al pueblo mexicano, país que los acogió durante parte de su exilio y que actualmente sufre las consecuencias de dos terremotos.

Al siguiente día fue el turno de Inti-Illimani el grupo encargado de comenzar la segunda parte del ciclo. Liderados por Jorge Coulón, realizaron un concierto donde además de homenajear a Víctor y festejar los 50 años que llevan en los escenarios, celebraron a Violeta Parra por su centenario. Luego de un recambio de público llegaron al escenario, Los Vásquez, quienes llenaron el Estadio Víctor Jara con su pop cebolla y un discurso claro en contra de la corrupción y en apoyo a los movimientos sociales. Además, sorprendieron al público con una impecable interpretación de La Partida.

La tercera jornada se vivió el domingo 1 de octubre, con el concierto del Bloque Depresivo. Este proyecto musical de Aldo Asenjo (La Floripondio, Chico Trujillo) que se ha convertido en un verdadero fenómeno de la mano de boleros, valses peruanos y clásicos AM, repletó el recinto y mantuvo a toda el público coreando y bailando. Además de su repertorio, incluyeron canciones de Víctor Jara e invitaron al inicio de su concierto a Max Berrú para interpretar El Arado.

Cristián Galaz, director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, enfatizó en el importante trabajo que implicó esta apertura de este sitio de memoria, “poder abrir las puertas del Estadio Victor Jara para la música, las artes y la memoria es un sueño que costó años hacer realidad. Con estos conciertos íntimos hemos dado tan solo un primer paso y por eso hacemos un llamado a la comunidad artística nacional e internacional, así como a la ciudadanía toda, para que nos acompañen y apoyen en esta recuperación. La emoción vivida en estos días con el estadio lleno de vida nuevamente, es sin duda la mejor forma que tenemos de recordar y homenajear a nuestro querido Víctor.”

 

20170928_211208

Con exitoso concierto de Illapu comienza la conmemoración del natalicio de Víctor Jara

Este 28 de septiembre de 2017 conmemoramos 85 años del natalicio de Víctor Jara, y para ello hemos programado tres conciertos íntimos en el sitio de memoria Estadio Víctor Jara, recinto que por tercera vez en el año abre sus puertas para actividades culturales y de memoria.

20170928_201015La primera jornada de este ciclo estuvo de la mano de Illapu, quienes entregaron a la audiencia un repertorio consolidado, compuesto por 20 canciones, reflejo de sus 45 años de carrera artística. En la ocasión, tanto Cristián Galaz, director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, como Roberto Márquez, líder de Illapu, hicieron un claro llamado a repudiar la violencia por parte del Estado ejercida hacia el pueblo mapuche en el Wallmapu. Al concierto también asistió Gyoro Nagase, monje budista que caminó el día 28 desde Lonquén en honor a Víctor Jara y su mensaje por el derecho de vivir en paz.

El ciclo de concierto continúa hoy con la presentación de Inti-Illimani y posteriormente, Los Vásquez.

Galería de fotos en Parlante.cl

Logo-Final-FVJ2015

Nueva dirección Fundación Víctor Jara

Amigas y amigos:

Les informamos que desde el 13 de septiembre, nuestra nueva dirección es Almirante Riveros 067, Providencia (Metro Santa Isabel)
Consultas por favor realizarlas a: contacto@fundacionvictorjara.org

Saludos cordiales.

JS88045254

La sonrisa de Víctor

Este domingo 17 de septiembre llegará por primera vez a Chile el monje budista japonés Gyoro Nagase, custodio de la Pagoda de la Paz, del Parque de Battersea en Londres. Nagase ha dedicado su vida a realizar caminatas por la paz en todo el mundo y esta vez lo hará en Chile con el objetivo de honrar la memoria de Víctor Jara y conmemorar el aniversario 85 de su natalicio. Primero realizará una caminata en Puerto Montt por las víctimas de la masacre de Pampa Irigoin del 9 de marzo de 1969. Luego en Santiago realizará una caminata desde el memorial de Lonquén hasta el Estadio Víctor Jara. Desde la organización de la caminata, invitaron a quienes quieran sumarse a este peregrinaje, señalando que los caminantes pueden llevar un propósito personal y/o colectivo, que será amplificado por los efectos del tambor budista y la fuerza del mantra Namumyohorengekyo.

Respecto a la motivación de visitar Chile, Gyoro Nagase señaló que “durante la guerra de Vietnam, el pueblo vietnamita no perdió su sonrisa en la vida cotidiana, porque sabían que la justicia estaba de su lado. (…) La gran victoria de Vietnam es la gran historia de la humanidad. Vi las imágenes de Víctor Jara. Su sonrisa es luminosa”, escribe desde Londres Nagase.

Programa de la visita de Gyoro Nagase en Chile:

  • 17 de septiembre a las 8.30 horas: llegada a Chile.
  • 20 de septiembre a las 11:00 horas: encuentro con la familia de Víctor en Museo de la Memoria, recorrido y breve punto de prensa.
  • 21 a 26 de septiembre: visita a Región de Los Lagos
  • 27 de septiembre desde las 17:00 horas: visita y recorrido en el Parque por la Paz Villa Grimaldi. A las 19:00 horas, mismo lugar, conversatorio abierto al público.
  • 28 de septiembre 9:00 horas: caminata por la paz desde Lonquén a Estadio Víctor Jara.

Más información del evento en: https://goo.gl/PP77iE

Documental: 16640 EL DESPERTAR DE LA TIERRA

16640 EL DESPERTAR DE LA TIERRA
A 50 años de la Reforma Agraria, este documental, dirigido por Cristián Galaz, cineasta y director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara, relata el proceso social, político, económico y cultural más importante del siglo XX en Chile, narrado por sus protagonistas.

20170830_200852

Emotivo lanzamiento de los vinilos de Víctor Jara

Con una gran asistencia de público en la Librería del GAM, fueron lanzadas las reediciones de cinco de los vinilos de Víctor Jara el pasado miércoles 30 de agosto. El lanzamiento, que tuvo como eje central el disco El Derecho de vivir en paz, se inició con las palabras de Cristián Galaz quien manifestó la importancia de tener nuevamente la obra de Víctor en su formato original y dio paso a un video donde Antonio Larrea relató el trabajo realizado para el rediseño de la carátula de este emblemático disco desde el material original.

20170830_193512Posteriormente se realizó un conversatorio moderado por la destacada periodista Marisol García, donde Vicente Larrea relató el trabajo realizado por el taller de diseño gráfico que integró junto a su hermano y Luis Albornoz, en tanto el periodista David Ponce y Nano Stern comentaron sobre la vigencia del legado musical de Víctor Jara.

En un clima de mucha emoción, la jornada de lanzamiento finalizó con Nano Stern interpretando “Lo único que tengo” y “El cigarrito”. Estas reediciones en vinilo se encuentran disponibles para compre y reserva en el la tienda solidaria en línea de la Fundación Víctor Jara y fueron realizadas con el financiamiento del Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en conjunto con el sello Blow Your Mind (BYM Records) y el diseñador original de las carátulas, Antonio Larrea.

20170830_194122