627447_300

EUGENIA ARRIETA SALVATIERRA PRESENTE

Partió la Quena. Eugenia Arrieta Salvatierra, amiga y compañera de Víctor. Encargada del archivo de la Fundación Víctor Jara. Trabajó como voluntaria de la fundación desde el año 1992, cuando ni siquiera existíamos legalmente. Fue responsable desde un primer momento de la organización del archivo que había regresado desde el exilio, que a su alero fue creciendo con la contribución de innumerables personas que guardaban recuerdos de Víctor. Siempre hemos considerado que el archivo es la columna vertebral de nuestra fundación, y Quena era parte intrínseca de su desarrollo. Estudiantes, trabajadores, académicos, artistas, chilenos y extranjeros que llegaban a buscar o proveer información sobre la vida y obra de Víctor y su época, todos eran acogidos por ella. Era el rostro constante y amable de la fundación. En sus manos nuestro archivo cobra vida.

Tanto Quena como Víctor trabajan en la Universidad de Chile y militan en el Partido Comunista de Chile al momento de iniciarse el proceso de reforma universitaria a fines de los años sesenta. Ambos trabajan por una Universidad más democrática, participativa y al servicio de la sociedad.
El año 71, en plena Unidad Popular, Quena convierte las salas del Ballet Nacional en albergue para los niños afectados por los temporales de invierno. Los bailarines y funcionarios de la U se hacen cargo del cuidado y aseo de los niños sacando piojos y cocinando. Ahí conoce a quien será su hijo Luchín.

El golpe de estado de 1973 no logra destruir su espíritu y determinación. A pesar del horror del asesinato de Víctor y tantos otros compañeros Quena decide quedarse en Chile y luchar contra la dictadura. Muchas veces en la clandestinidad Quena trabaja con la CUT y otras organizaciones sociales, como las ollas comunes de las pobladoras.
La masiva exoneración de sus colegas de la facultad de artes de la U. de Chile y la censura y represión generalizadas la motivan a crear un espacio de resistencia cultural: el Taller 666. Por años funcionó como refugio y promotor de la creación y docencia artística. En el Taller la poesía, el teatro y la música se las ingeniaban para permear la censura imperante. No era raro ver a Quena discutiendo con agentes de la DINA en las puertas del Taller para evitar su paso.
En este lugar aterrizamos la primera vez que volvimos a Chile después del golpe. El verano del 81 Quena nos recibe en el Taller, con música, poesía y teatro. En un país que nos era ajeno y hostil de pronto nos sentíamos de vuelta en casa.

La rebeldía y la justicia eran tu motor. Desde tu juventud en Europa hasta el Taller 666 pasando por la reforma universitaria y la UP, convocas a tu entorno a aventurarse y trabajar en conjunto. Tu coraje e ímpetu alcanzan para alimentar los de quienes te rodeamos, haciéndonos siempre ir un poco más allá.

Gracias Quena. Gracias por haber vivido como viviste. Gracias por las discusiones. Por tu compromiso e incansable trabajo.
Por nuestra parte nos comprometemos a continuar y proyectar, a toda costa, tu trabajo de años en esta fundación.

Hasta siempre!!

Joan Jara
Manuela Bunster
Amanda Jara

Fundación Víctor Jara

EUGENIA ARRIETA SALVATIERRA PRESENTE

1 comentario
  1. VICTORIA MARIN CAMPOS
    VICTORIA MARIN CAMPOS Dice:

    Lamento mucho saber de su partida. Soy periodista y quisiera saber quien me puede ayudar a tener más antecedentes de Víctor Jara en Las Barrancas. Estoy comenzando a recolectar información sobre ese sector de Santiago, para una recopilación histórica y un relato. Yo viví muchos años en la población Roosevelt, actualmente de la comuna de Cerro Navia, y mi padre fue director de la escuela 124. Pero para mi libro, necesito tener más antecedentes del trabajo que realizó Víctor Jara y Eugenia en la población Herminda de La Victoria o en otras poblaciones. Espero me puedan ayudar a ubicar a alguien que tenga mayores referencias, o algún escrito de Eugenia que me pueda ayudar a saber en qué sector estuvo Víctor Jara. Gracias, y lamento la pérdida.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *