LA FUNDACIÓN RENUEVA SUS CAMINOS Y COMPROMISOS

El pasado 20 de enero la Fundación Víctor Jara cumplió 24 años de trabajo sin pausas ni desvíos, recuperando, preservando y difundiendo el legado de Víctor tanto en su creación artística como los valores que en ella plasmó. Han sido años fructíferos pero también difíciles. En los últimos 10 años hemos visto la clausura del Estadio Víctor Jara, la clausura del Galpón Víctor Jara y por ende la pérdida de las oficinas de la Fundación en la Plaza Brasil. Con ello el valioso Archivo de la Fundación sufrió una verdadera dispersión que lo ha mantenido en condiciones precarias y en franco peligro de deterioro. En algún momento llegamos a constatar que todo lo que tenia el nombre de Víctor estaba clausurado.

Sin embargo la Fundación no se ha detenido y hoy asistimos a un nuevo ciclo cuyo sello distintivo es la energía renovadora y la apertura de puertas al futuro. El rescate del Estadio Víctor Jara como Sitio de Memoria ya esta en marcha y este 27 de abril daremos un gran paso, después de 10 años abriremos nuevamente esas puertas clausuradas en una acto artístico y simbólico de renovación de compromisos con la memoria y el arte.

Por otra parte la Fundación ha encontrado un nuevo espacio para habitar, un espacio cargado de historia y símbolos. Detrás del actual Centro Cultural Gabriela Mistral se alza una torre de 23 pisos, construida durante el Gobierno del Presidente Salvador Allende para celebrar la tercera versión de la UNCTAD. Luego de dicha conferencia la torre pasó a ser conocida como el “Edificio de la Juventud” pues desde allí diversas organizaciones planificaban los trabajos voluntarios de estudiantes. Luego del Golpe Cívico Militar fue ocupado por la Dictadura como sede de gobierno y hasta hace muy poco continuaba ocupada por oficinas del Ministerio de Defensa. En unos poco meses, gracias al Ministerio de Bienes Nacionales, la Fundación ocupará un piso completo de la torre que pasara a llamarse Edificio de la Ciudadanía, pues estará habitada por diversas organizaciones de Derechos Humanos y culturales.

De esta manera, llenos de nuevas energías seguimos adelante con la tarea fundamental que no puede detenerse, dejar en plena dignidad para las futuras generaciones un patrimonio que le pertenece al pueblo chileno y a toda la humanidad.

Cristian Galaz, Director Ejecutivo

Fundación Víctor Jara

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *