RESISTENCIA CULTURAL

El 28 de septiembre recién pasado celebramos el cumpleaños de Víctor Jara. Si no hubiera sido asesinado, hoy tendría 85 años.  Junto a las conmemoraciones nos preguntamos qué estaría haciendo Víctor en el Chile de hoy. No cabe duda, estaría con las luchas de los movimientos sociales, contra las AFP, por salud digna para todos, por educación gratuita y de calidad, por acceso a la cultura, estaría denunciando la violencia policial contra niños, familias y comunidades mapuche.  Y lo haría cantando, hasta el último aliento de su voz.

Ciertamente Víctor Jara estaría en actitud de resistencia. Resistencia a la cultura del individualismo que se ha impuesto sobre la cultura de la vida en comunidad. Esa idea triste e inútil que nos repite que cada cual debe “rascarse con sus propias uñas”, que los problemas sociales solo pueden encontrar una solución personal e intransferible. Esa idea que nos condena a la más irremediable y absoluta soledad. Estas ideas se han instalado en nuestras formas de vida, constituyéndose hoy en cultura dominante entre nosotros. Asumamos ahora con claridad, los que luchamos por una sociedad solidaria y justa, hemos perdido esta disputa cultural.

Como Fundación Víctor Jara queremos que aquella actitud de resistencia ilumine nuestro camino. Hace unos pocos años denunciamos que todos los espacios con el nombre de Víctor estaban clausurados. Nos rebelamos contra esa realidad impuesta y en el día de su cumpleaños volvimos a abrir las puertas del Estadio Víctor Jara después de casi 10 años de clausura. Levantamos cuatro conciertos con destacados artistas como Illapu, Los Vásquez, Inti-Illimani y Bloque Depresivo.

Cada concierto fue un festejo por la vida de Víctor, pero también fueron actos de resistencia en donde la música y la cultura se unieron a la memoria de todos aquellos que cayeron en ese lugar, justamente por resistirse a callar y bajar los brazos frente a la dictadura que se imponía por la violencia, un homenaje a todos los que allí sufrieron prisión y tortura por defender un gobierno que luchaba por un Chile justo y verdaderamente libre.

Este es nuestro camino, el camino de la resistencia cultural que nos permitirá encontrarnos unos con otros, unir nuestras manos y voces para impedir que las ideas de la soledad se impongan definitivamente en este mundo globalizado y triste.

Cristian Galaz

Fundación Víctor Jara

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *