TIM ROBBINS VISITA A JOAN JAR

Tim Robbins, es un actor y director estadounidense ganador del premio Óscar. Es lo primero que se lee en la breve descripción que aparece en wikipedia. Si bien esas señas son dignas de subrayarse, Tim Robbins es mucho mas que eso, es sin duda un artista consciente y crítico de su tiempo y espacio vital. Ha dirigido varias películas en las que se expresa esta reflexión crítica, como es Hombre Muerto Caminando, protagonizada por su exesposa Susan Sarandon y su amigo Sean Pean, y por la cual fue nominado al Óscar como mejor director. Y en compañía de estos amigos y actores también destacó como un fuerte opositor a las políticas internacionales instaladas por George Bush. Ha continuado su trabajo exponiendo su mirada crítica de estas políticas especialmente a través de su trabajo como director Teatral. Fundó en 1981 la compañía The Actors’ Gang. Ha trabajado de forma ininterrumpida desde entonces, recibiendo la colaboración de grandes actores y actrices, entre ellos, John Cusack y Helen Hunt. Quizás uno de los aspectos más relevantes de su trabajo es que hacen talleres de teatro para estudiantes, personas en riesgo social y presos de 12 cárceles de California. Al menos una vez a la semana realizan funciones gratuitas para el público que siempre los quiere ir a ver y que por recursos no puede.

La obra que lo trajo a Chile se llama The New Colossus y trata el acuciante tema de la inmigración y la crisis de los refugiados. Aunque la obra fue creada por la crisis humanitaria en Siria, se ha vuelto aun más vigente debido a las políticas migratorias impuestas por Donald Trump. Sin ir muy lejos, el racismo y la xenofobia, nos tocan de cerca como una sociedad que aun no resuelve sus contradicciones en cuanto a identidad cultural y social. En la obra, 12 actores personifican historias reales de inmigrantes y refugiados, sus anhelos, frustraciones, esfuerzos y dolores. Un detalle importante es que cada uno de los actores cuenta la historia de su propio padre, madre, abuelo o abuela, hermano o hermana, los actores son parte de la historia que representan. Al final de cada presentación Tim Robbins encanbeza un diálogo directo con el público.

VISITA A JOAN Y LA FUNDACIÓN.

Llegando a Chile, Tim Robbins buscó el contacto que lo llevara a reunirse con Joan Jara, a quien no conocía personalmente y de la que solo había escuchado y leído de muchas maneras. Entre las presentaciones de la obra que dirige, se concretó este encuentro en nuestra Casa Fundación el miércoles 16 de enero pasado. La reunión fue cálida y muy conversada. Estuvieron presentes también Amanda y Manuela hijas de Joan. Fue un momento especial. Como si Tim y Joan fueran antiguos amigos, se habló de todo. De la situación que se vive en Estados Unidos con las duras políticas migratorias de Donald Trump. Se habló de la música de Víctor Jara, siendo él mismo músico, así como su propio padre Gil Robbins. Se habló también de Victor Jara como director de teatro, compartiendo ahí las experiencias que Robbins ha recogido en su quehacer teatral. También se compartió con él información sobre los distintos procesos judiciales que han buscado hacer justicia para Víctor Jara. Robbins manifestó su interés por mantenerse informado al respecto y colaborar en lo que pudiera a difundir la verdad y exigir justicia para Víctor.

A propósito de la obra que estaba presentando en Chile sobre la migración y los refugiados, contó que al finalizar cada sesión se produce una conversación directa con el público asistente. Así mismo contó que aquí en Chile había hecho unas preguntas al público: Primero pedí que levantaran la mano quienes eran inmigrantes. Una persona levantó la mano. Luego pedí que levantaran la mano quienes eran hijos de inmigrantes. Ahí varias personas levantaron su mano. Finalmente pedí que levantaran la mano quienes eran nietos o nietas de inmigrantes. Ahí fueron pocas las manos que se quedaron abajo. En todas partes del mundo casi todos somos inmigrantes, eso nos hace reflexionar sobre lo que realmente somos como sociedad.

Durante más de dos horas la conversación giró y varió hacia diversos temas, siempre con humor y amistad. Se sintió con fuerza el deseo de Tim Robbins por manifestar su solidaridad con Joan y sus hijas, su respeto y admiración por la obra y personalidad de Víctor Jara.

Tim Robbins recibió nuestra gratitud por su solidaria visita al regalarle los discos de Víctor. Luego de muchas fotografías, bromas y risas, Tim Robbins se fue como llegó, con la sencillez y amabilidad de quien se aproxima con respeto a quienes busca conocer de verdad.

Cristián Galaz,

Enero 2019.