Amanda Jara: «Es importante que no nos pasen máquina y que no nos soltemos de la mano. Hay que seguir batallando”

La primera semana de diciembre Amanda Jara, hija de Víctor e integrante del directorio de nuestra Fundación, realizó entrevistas y participó del conversatorio sobre la reedición de “Víctor, un canto inconcluso”, realizado con el área de Cultura de la Municipalidad de Independencia. En esas conversaciones con Natalia Valdebenito (Súbela radio); Sandra Zeballos y Aldo Schiappacasse (Radio ADN); e Isidora Moulian de Independencia Cultural, Amanda abordó el legado de su padre, el trabajo en la Fundación, el proceso judicial, imaginó en qué Víctor estaría hoy y se refirió a la situación en el país tras la revuelta popular de 2019.

______________________________________________________________________________________________

«El pueblo le hizo Justicia a mi padre, y seguiremos luchando por la Justicia formal». También imaginó en qué estaría hoy: “Yo creo que estaría ahí en la Plaza, en la Junta de Vecinos. Mi papá era muy colaborativo en su trabajo: me lo imagino cansado, trabajando 20 horas y a las hijas tratando de atajarlo”. Y referente al proceso post plebiscito alertó: «Es importante que no nos pasen máquina y que no nos soltemos de la mano. Hay que seguir batallando. Salir a la calle, protestar, participar. Y con ánimo y alegría en el corazón».

______________________________________________________________________________________________

Sobre el legado de su padre expresó: “Víctor hablaba de un arte que no sea solo del show, del espectáculo, sino una conexión real y verdadera con el pueblo». Y agregó: “No le van a poder quitar nunca su compromiso social, su militancia y el trabajo que ha hecho nuestra Fundación lo demuestra”, dando como ejemplo la reedición del libro. “Estamos trabajando más que nunca en la Fundación; la pandemia no nos ha frenado”.

En referencia al extendido proceso judicial, Amanda reflexionó: «El pueblo le hizo Justicia a mi padre, y seguiremos luchando por la Justicia formal». También imaginó en qué estaría hoy: “Yo creo que estaría ahí en la Plaza, en la Junta de Vecinos. Mi papá era muy colaborativo en su trabajo: me lo imagino cansado, trabajando 20 horas y a las hijas tratando de atajarlo”. Y referente al proceso post plebiscito alertó: «Es importante que no nos pasen máquina y que no nos soltemos de la mano. Hay que seguir batallando. Salir a la calle, protestar, participar. Y con ánimo y alegría en el corazón».

Además contó parte de su historia personal con la política: «No fui a votar el 88. Estaba abrumada, en un tallercito con una pintura: lloraba, pintaba, me enojaba. Ahora, para el plebiscito, fui. Esto nace del fervor, de la rabia de todo el pueblo» y profundizó: “Después de todas las violaciones a los derechos humanos que se volvieron a cometer, uno ve que hay presos políticos de la revuelta que siguen en prisión. ¡Basta! ¡Basta de esto! (…) Los carabineros… el subsecretario Galli hablando de utensilios… Yo ya tengo 56 años, para el golpe tenía nueve, y uno ha tenido que aprender a vivir con esta frustración, ha tenido que tratar de darle la vuelta para poder construir felicidad. No dejemos que esto les pase a los cabros chicos de ahora, a los jóvenes, a las jóvenes. No podemos».

Y aunque no han podido participar de las marchas, están presentes. Amanda lo relata: «Mi mamá había estado marchando antes, pero ese octubre de 2019 estaba media debilucha de salud, aunque sentía que tenía que estar en la calle. Y yo le decía ‘Pero mira cómo está el papi ahí, él está por nosotras'», en referencia a las múltiples interpretaciones de “El derecho de vivir en paz” y de la imagen de Víctor Jara en banderas, pañuelos y pinturas callejeras. Como representante de la familia, Amanda representó también la solidaridad con que han vivido su duelo:  «La historia de nuestra familia es la historia de muchas familias. El dolor que vivimos es un dolor colectivo. Y dado que tantos años seguimos con la impunidad, es un dolor con todos, excepto con los ultra negacionistas».   

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *