Cientos de personas se conectaron con la música y sentimiento de Magdalena Matthey y conocieron el trabajo del Sitio Colón 636 en ENCUENTROS CERCANOS

“Soy la menor de 11 hermanos, vivíamos en una casa larga y angosta y a veces, mientras mis hermanos trabajaban, yo debo haber tenido 6 o 7 años, pasaba por ahí y la música siempre estaba sonando. La música siempre fue un familiar más, un hermano más, y ocurrió lo mismo con Víctor. De hecho, tengo una imagen súper grabada, de haber ido a ver a mis hermanas y escuchar ‘Cuando voy al trabajo/ pienso en ti’. Me acuerdo hasta de lo que tenía puesto y mi sensación fue de sentirme acogida, contenida. Entonces mi relación con Víctor partió, quizás inconscientemente, cuando yo era una niña. Con la Violeta yo partí mucho más tarde, pero con Víctor yo me sentí sumamente contenida por su voz, por las imágenes también”.

Con esa bella historia, la cantautora Magdalena Matthey comenzó su participación en ENCUENTROS CERCANOS, el programa de música y memoria de la Fundación Víctor Jara. Magdalena Matthey también interpretó algunas de sus canciones con su particular voz, que fue ampliamente celebrada por el público conectado en las redes sociales de la Fundación.

Además, comentó acerca de la influencia de Víctor Jara en su música:

“Esto de reflejar un poco la cotidianeidad, de acercarse y ser parte de una manera absolutamente natural de un mundo donde es necesario expresar de lo que estamos hechos, de cosas tan simples: del barro, de la tetera, las personas en su mundo diario. Yo siento que absolutamente tengo bastante de ese tema que tiene que ver, justamente, con la memoria. Creo que es algo fundamental”.

Su conexión con el cantautor es también de fechas: está de cumpleaños el mismo día. “El 28 de septiembre también es mi cumpleaños. Y cada vez que despierto en la mañana de ese día, antes de nada, digo ‘feliz cumpleaños, Víctor’”.

En el programa conducido por Cristián Galaz participó Iván González Toro, representante del Sitio de Memoria Colón 636 de Punta Arenas. “Es un lugar patrimonial, que está dentro del casco histórico de Punta Arenas” comentó y detalló: “Hay que entender que Magallanes es una zona militarizada por excelencia. Dada su ubicación geográfica siempre ha requerido que la presencia de contingente militar exista en todos sus niveles: Armada, Ejército y la Fuerza Aérea. Por tanto, no es menor el número de personas vinculadas a las Fuerzas Armadas acá. El alto contingente que acá gestionó y generó el golpe militar, sabía de antemano que este lugar iba a ser ocupado como centro de tortura. A medida que fue avanzando el movimiento represivo, este lugar, aunque era clandestino, se sabía por un alto número de la comunidad que era utilizado como centro de tortura.  Y eso que está en el corazón de Punta Arenas.  A dos cuadras de la plaza, a una cuadra de lo que era la intendencia, a una cuadra de la calle más transitada en Punta Arenas, al frente de una avenida muy transitada también, que es la Avenida Colón”.

Iván González también comentó la situación actual de la casa:

“El 2019 Magallanes no fue ajeno a la revuelta social. Acá hubo mucha movilización de las organizaciones y en noviembre el inmueble fue atacado de manera leve (…) La movilización social se fue ampliando, y el 28 de febrero. la casa fue incendiada. Nosotros nos enteramos muy de madrugada. Las personas entraron por la parte posterior de la casa. Todavía no sabemos cuáles fueron los focos de los incendios, pero se habla de dos o tres”.

Por esta razón, explicó el representante del Sitio de Memoria Colón 636, Bienes Nacionales ha determinado cerrar perimetralmente el lugar, mientras existe un proyecto para proteger a la casa de los rigores del clima en la zona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *