Con cuatro mujeres, emoción y reflexiones sobre la memoria se presentó la reedición de “Víctor, Un Canto Inconcluso” de Joan Jara

Este miércoles 23 se desarrolló la cita virtual para presentar la reedición del libro de Joan Jara “Víctor, Un Canto Inconcluso”. La publicación tomó más de dos años de trabajo para incluir fotografías y documentos inéditos, labor que fue realizada por el área de archivo de la Fundación Víctor Jara junto a Joan, Manuela y Amanda Jara.

La actividad, cuyo anfitrión fue Cristián Galaz, fue seguida por cientos de personas a través de la cuenta de Facebook Fundación Víctor Jara @FundacionVJ y por el canal Youtube.com/VictorJaraMusica. Participaron como presentadoras de esta reedición Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos; la dramaturga y escritora Nona Fernández; y dos Premios Nacionales de Periodismo, Faride Zerán y Mónica González.

Alicia Lira comentó sobre la publicación: “Es un documento que conmueve. Vi algunas veces de lejos a Víctor, nunca estuve cerquita de él, pero ver este entrelazamiento de historia y datos, tan rigurosa y amorosamente realizado por ella hace que una termine conmovida. Me llena de orgullo como obrera, como trabajadora” y puntualizó:  

“Es más que un libro, es parte de una historia, de una convicción”

La vigencia de Víctor Jara y su conexión con la revuelta popular que comenzó en octubre pasado también fue abordada por las panelistas: “La reedición llega en un momento clave, no sólo porque rescata la figura de Víctor, que ha estado tan presente en diversas formas estos meses, también porque el libro es una biografía política y cultural de Chile, que comienza con el Chile pre-reforma agraria. Es un registro histórico acucioso, mezclado con un relato cercano, amoroso y cercano de ese país (…) Hay un deber de memoria con las nuevas generaciones no sólo de mostrar quien era Víctor, sino cómo era ese Chile”, destacó Faride Zerán.

Mónica González define a “Víctor, Un Canto Inconcluso” como “un libro que debiera estar en cada casa, que forma parte de nuestra historia, una historia que ha sido asfixiada, pero que emerge con una fuerza inaudita desde octubre”. La periodista también recordó cómo en el libro se hace patente la influencia y dedicada labor de dos personas que ya partieron, como Patricio Bunster y Eugenia Arrieta.  

“Los 44 balazos se los dispararon torturadores y asesinos del Estado”, dijo González, quien participó del proceso judicial que se llevó a cabo en Estados Unidos por el asesinato de Víctor Jara. Y advirtió que queda mucho pendiente en el trabajo de Justicia y Memoria:

“No se ha investigado el asesinato de muchos extranjeros que estaban en nuestro país y fueron encarcelados en ese estadio. No hemos sido capaces de empujar esa justicia y se la debemos a Joan, Manuela y Amanda, entre otras tantas familias”.

Desde el ámbito literario Nona Fernández analizó el libro, que conoció en su adolescencia con una publicación distinta, clandestina. “Le rindo homenaje a Joan por haber persistido con sus hijas y brindarnos hoy día este gran regalo. No queda más que aplaudirla, realzando su figura. Evidentemente es un personaje que, de alguna manera, encarna la voluntad de memoria, de recuerdo, de testimonio, de muchas otras mujeres y de muchas otras personas en general”. También agregó: “Hay una voluntad de entregar un relato, claro, cariñoso, eficiente. Con más años, puedo entender la dificultad que debe haber tenido ella para emprender este viaje en la memoria tan riguroso, porque hasta la sonrisa más hermosa de Víctor a la luz del tiempo es un recuerdo doloroso”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *