HE  TAPU  MO’A  MO  ORA  HAI  HAUMARÚ

“EL  DEREDCHO  DE  VIVIR  EN  PAZ”

Autor y Compositor: VÍCTOR  JARA

Versión en lengua rapanui, realizada por “Artistas de Rapa Nui por la Paz”

30 deNoviembre de 2019

Queridos y queridas hermanas de Rapa Nui

Nos honra y nos llena de gratitud el esfuerzo que ustedes han realizado con tanto amor al crear y enviarnos este bello homenaje que tiene para nosotros múltiples dimensiones. Es un hermoso homenaje a Víctor Jara por cierto, a su obra, legado y consecuencia de vida. Pero también es un grito del pueblo Rapa Nui que cruza el mar y llega a unirse y abrazar el grito de los pueblos chilenos del continente en momentos de mucho dolor, pero también plenos de esperanza. Son gritos y abrazos solidarios que nos hermanan a la distancia y nos hacen abrir los ojos a las verdades verdaderas de un pueblo Rapa Nui postergado por el estado chileno. Les enviamos también desde la distancia nuestros gritos y abrazos de fraternidad, inmensa gratitud y cariño. Con este gesto que nos regalan con tanta generosidad, con su belleza que nos emociona, nos hacen recordar que vuestras tristezas, luchas y alegrías son las nuestras. Este amor que nos une es el amor que une hasta hoy a Víctor Jara con su pueblo, amor que le permitió vivir y morir por sus hermanos y hermanas, más allá de un territorio, más allá de los mares, más allá de toda frontera. Es el amor que nos une a todos los pueblos del mundo y nos anima a seguir luchando por El Derecho de Vivir en Paz.

En el espíritu de resistencia ante la brutalidad institucionaliza del Estado, en contra de la ciudadanía que se manifiesta disconforme con la realidad y sus tremendas e insostenibles desigualdades en todo ámbito del diario existir, un notable número de artistas, músicos, cantantes, bailarinas, técnicos y cooperadores, nos hemos embarcado en el empeño de una construcción colectiva, que como un gesto solidario, sencillo y profundo, dé cuenta de nuestra consciencia e impotencia, al observar este momento histórico a la distancia.

Es verdad que nuestra realidad es algo distinta a la del continente y que –como la imagen parcial de una postal- ofrece la idea de un pequeño paraíso. Sin embargo, la belleza del paisaje y la magnificencia de la arqueología, son sólo una fracción de la realidad. Una que sufre la más grande segregación debido a su distancia. Así, 3 husos horarios, 5 horas de vuelo u 8 días de navegación, dan cuenta de un territorio, tan lejano como incomprendido.

Las raíces de este pueblo se encuentran en el sudeste de Asia, por ello la referencia a Vietnam en los versos del gran Víctor Jara, resuenan acá, no sólo como un llamado a la pacificación, sino también muy fuerte y claro, con nuestra propia historia. Una donde guerra, abusos, enfermedad, abandono, precariedad, hambruna, esclavitud y muerte, han constituido el guión, que -en su punto más álgido, dio cuenta de su casi extinción- con sólo 110 sobrevivientes y sólo 20 mujeres, las tatarabuelas del actual pueblo Rapa Nui.

Pero estas y otras crudas verdades, no están contenidas en ningún libro de historia de Chile ni son relatadas a los estudiantes. Así para la mayoría de nuestros conciudadanos, no sólo somos distantes en la separación de un mar de distancia -tan extenso como todo el largo de Chile-, sino que además, sólo somos anécdota exótica en la memoria popular. Por ello, no será sino con el reconocimiento de los Pueblos Originarios, que se defina por fin la identidad íntegra de esta patria remota, que observamos de lejos, con solidaridad.

Acá estamos nosotros, de pie, sosteniendo simbólicamente la lucha que se está dando en las calles del “conti”. La nuestra es una comunión que danza con la fuerza y la gracia de mujeres isleñas contra la violencia y el machismo en todas sus expresiones, y sumando a las razones comunes de nuestro país, una bronca particular por nuestra trágica cifra de 9 jovencitas suicidas, durante los últimos dos años. Aquí vivimos nuestros propios dolores, teñidos de desesperanza entre desarraigo, desprotección estatal, alcohol y drogas duras.

Estamos tratando de oír y marcar el pulsar de ustedes en el ritmo y los acordes de Víctor, interpretado por primera vez en lengua rapanui, reclamándolo también como un referente propio, por cuanto Chile late también en este particular territorio, anexado en 1888, pero incorporado a la civilidad –aunque parezca increíble y desquiciado- recién  el año 1966. He acá nuestra propia manera de sumarnos a este despertar, quizás anacrónico, tal vez tardío, sin embargo esta extemporaneidad habla por sí misma. Acá todo tarda en llegar… incluso, la justicia.

HE TAPU MO’A MO ORA HAI HAUMARÚ !!! (EL DERECHO DE VIVIR EN PAZ !!!)

Artistas de Rapa Nui por la Paz.

Nuestra crisis social, encarna la oportunidad histórica de reconstruir la relación del Estado de Chile con la ciudadanía.

De un modo particular con los pueblos originarios y para nosotros, muy específicamente con la etnia rapanui.

Un grupo humano cuyo origen se encuentra en las tempranas migraciones del Pacífico, venido hace 3000 años desde el sudeste asiático, navegando de isla en isla, guiados por los mapas estelares, hasta desembarcar hace sólo 1000 años en esta, la ínsula más distante y solitaria del planeta. Por ello los versos de Víctor y su referencia a Vietnam, resuenan con nuestra propia historia, fuerte y claro, como si el poder inconmensurable del Mana polinesio nos uniera a través del mar.

Acá los monumentales Moai, dan cuenta de la grandeza de los antepasados, pero de penas y desamparo también se tiñó este territorio. Así la guerra, los abusos, la enfermedad, el abandono, la precariedad, la hambruna, la esclavitud y la muerte, hasta un paso de su extinción total, con sólo 110 sobrevivientes, constituyeron el guión de una narrativa trágica y desconocida, nunca relatada a los chilenos, jamás contenida en los libros de historia, del que suponemos, es también nuestro país.

Por ello, no será sino con el reconocimiento de los Pueblos Originarios, que se defina por fin la identidad íntegra de esta patria ajena y distante, pero que sin embargo, miramos desde lejos, con cariño, compasión y solidaridad, y por la cual danzamos con gracia y fuerza femenina –en contraposición a la violencia machista practicada por el Estado en contra de su propia ciudadanía- y elevamos juntos –nativos y hermanos allegados-, este canto universal por la Paz.

CRÉDITOS

Producción Ejecutiva | Sofía Abarca Fariña

Producción Musical | Juan Ignacio Aguirre Perocarpi

Producción Audiovisual | Magdiel Malkut Correa

Dirección General | Sofía Abarca Fariña

Dirección de Arte | Magdiel Malkut Correa

Dirección Musical | Allan Fuentes Quintana

Dirección de Danza | Rommy Rojas Araki

Edición Audiovisual | Magdiel Malkut Correa

Cámara 1 | Magdiel Malkut Correa

Cámara 2 | Sergio Moya Retamales

Asistente de Campo | Montserrat Aguirre Abarca

Registro Fotográfico | Alejandra González Escalona

Locaciones | Explanada Ahu Riata, Cráter del Rano Kao

MÚSICOS

Corno Polinésico | Konui Lillo Laharoa

Ukelele | Matarangi Atán Atán

Guitarra Acústica | Allan Fuentes Quintana

Guitarra Eléctrica | Oscar Pacheco Palou

Bajo | Jorge Hotus Salinas

Batería | Pablo González Ramírez

Percusiones | Pedro Marín Cortés

Trompeta | Valeria Prado Zárate

Trombón | Magdiel Malkut Correa

Flauta Traversa | Damián Fanti Vignoli

Kauaha | Konui Lillo Laharoa

Traducción | Cristian Madariaga Paoa, Allan Fuentes Quintana

Mezcla y Máster | Juan Ignacio Aguirre Perocarpi

Registros de Audio | Estudio Nuku te Mangó Hanga Roa-Rapa Nui.

VOCES

Natalia Teao

Nehe Pakomio Atán

Moana Tepano Cotesse

Francisca Martínez Pakarati

Sofía Abarca Fariña

Valeria Prado Zárate

Marari Tuki Ferrada

Hahave Tuki Ferrada

Camila Rebolledo Guzmán

Ito Pakarati Hotus

Francisco Riroroko

Allan Fuentes Quintana

Marco “Pepé” Tuki Hito

Tomás Tuki Tepano

Jorge Hotus Salinas

Konui Lillo Laharoa

BAILARINAS         

Rommy Rojas Araki

Johana Paoa Teao

Ana Pont Bravo

Vai A Hiti Atam Osorio

Tautira Pakomio Solano

Bárbara Tramón Carvajal

Carolina Gatica Oses

Cristina Pradenas Chacón

Johana Véliz Pizarro

Belén Robledo Salazar

Magdalena Tapia Orellana

Ana Valeria Rojas Gonzáles

Colombina La Cámara Meneses

Claudia Sáchez Tapia

Leyla Monares Zúñiga

Marlén Villegas Moreno

Gissela Albornoz Lagos

Silvia Moraga Salas

Francesca Lara Huerta

Gema Jofré Covarrubias

Ërika Alarcón Quijada

Soledad Orjuela Córdova

Natalia Vargas Aliaga

Macarena Barahona Gonzáles

Gabriela Gonzáles Peirano

Cristina Pradenas Chacón

Francesca Nara Huerta … y Yaridia

PARTICIPACIONES ESPECIALES

Konui Lillo Laharoa

Francisca Martínez Pakarati

Eudosia Araki Terongo

Heriberto Rojas González

Tomás Tuki Tepano

Honui Tepano Chappuseaux

Feti’i Tepano Chappuseaux

Montserrat Aguirre Abarca

Alejandra González Escalona

…y todos quienes nos acompañaron en la explanada del Ahu Riata.