En Pudahuel y por iniciativa popular, la calle Jaime Guzmán ya no existe. Hoy se llama Víctor Jara.

Roberto Catalán Carvajal es el principal impulsor de que la calle Jaime Guzmán de Pudahuel cambiara de nombre. Ahora se llama Víctor Jara. Y Roberto, feliz, entrega detalles. Dice que, aunque los letreros no se han cambiado oficialmente, la misma gente ha puesto el nombre de Víctor en la señalética y que además ya no se refieren a la calle por su antiguo nombre.

La idea de cambiar el nombre rondaba hace rato entre los vecinos. Pero el proceso se consolidó tras la revuelta popular del 18 de octubre. “Se venían gestando grandes cambios en la mentalidad de la ciudadanía desde el cuestionamiento del modelo económico neoliberal, los abusos, las desigualdades sociales, la corrupción de la clase política, entre otros (…)  Y con esto la deslegitimación de la estructura de todos los malestares sociales que es la Constitución del 80, con su base dictatorial, más la elite aristocrática y economistas neoliberales que hicieron la Carta Magna sin participación ciudadana, sino que a sangre y represión en la población, siendo nuestro Víctor Jara una víctima de aquella crueldad junto a miles de compatriotas”, explica Roberto.

La idea de dar un nombre distinto a la calle también refleja el cuestionamiento de símbolos establecidos y que, en muchas ocasiones, no reflejan el sentir del pueblo. En este caso, el nombre del artífice de la Constitución de 1980 no los representaba: “Como pudahuelinos interpretábamos que no correspondía que personas que legitimaron las violaciones a los Derechos Humanos y la tortura en nuestro país, fueran quienes llevaran el nombre de calles de lugares tan populares como Pudahuel”, agrega.

El vínculo de Víctor Jara con este sector viene desde que era conocido como Barrancas. En 1972, tras recibir la invitación de un poblador, Víctor vivió y se inspiró en poblaciones de Santiago para crear “La población”. En esta obra une sus dos intereses principales, la música y el teatro, con un álbum conceptual que refleja las experiencias de las y los pobladores.

Los habitantes de lo que hoy es Lo Prado, Cerro Navia y Pudahuel no olvidaron su legado y ya en 1994 nombraron a una plaza de Pudahuel Sur como Víctor Jara. Pero hubo vecinos, como Roberto y su familia, que buscaron otra forma de homenajear al cantautor, precisamente reemplazando el nombre de un personaje ligado a la dictadura por el de Víctor.  ¿Cómo fue el proceso de cambio de nombre? “Fue intenso, donde el apoyo familiar, de amigos y vecinos fue inmediato. Era una problemática en nuestro territorio que apareciera el nombre de Guzmán, aunque había algunos que tomaban las riendas al borrar las señaléticas, mencionando la calle ‘innombrable’. Una clave en esta causa es que muchas personas brindaron su apoyo desde el minuto uno, gente que llena de entusiasmo se animó a reunir firmas, pegar afiches.  Otro punto fue el roce con quienes rechazaban esta iniciativa, militantes de la UDI y personas de la derecha”.

La iniciativa fue difundida en redes sociales y por este medio tuvieron el apoyo de Isabel Parra, Eduardo Carrasco, Juan Sativo, Daniel Muñoz, entre otras personas vinculadas a la cultura, logrando que mil personas se sumaran a su página de Facebook “Una Calle Para Víctor Jara en Pudahuel”.

En febrero de 2021 finalmente se desarrolló la votación en el concejo municipal. La propuesta de cambio de nombre triunfó por 7 votos contra 3. Pero Roberto no ha descansado, quiere que ese letrero de la calle tenga el nombre de Víctor: “Hace unas semanas escribí al municipio para saber cuándo estará presente el cambio de nombre, tanto en internet como en la señalética y textualmente me respondieron ‘entendemos que se está realizando el proceso administrativo necesario para concluir el cambio’. Así que prontamente, con mucho orgullo, veremos en decenas de señaléticas de Pudahuel el nombre de Víctor, en memoria de su arte y activismo político a favor del pueblo”.