Los 90 años de Víctor Jara: la historia con Amanda, su madre

Este año en que recordamos los 90 años del natalicio de Víctor Jara,  compartiremos algunos fragmentos de su vida, su historia, su legado y memoria. Hoy tenemos esta foto, de Víctor junto a su madre, Amanda. Se estima que es de 1945, por lo que Víctor contaba con aproximadamente 13 años. Vestía a la usanza de la época, con traje y pantalones cortos. 

La historia de esta imagen es muy rica: Amanda Martínez, su madre, fue de gran influencia en su vida, que lo condujo por los caminos del arte popular, especialmente de la música. Ella marcó al pequeño, con su guitarra y el canto campesino, que fue la base desde donde Víctor construyó su camino. 

El propio Víctor reconoce esa influencia vital, esa impronta que nace de ver y escuchar a Amanda Martínez usar ese instrumento de seis cuerdas y transformar los espacios y ambientes:  «Siempre hubo en mi casa una guitarra y, desde muy niño, yo recuerdo haber tenido una vivencia muy fuerte de la música. Mi mamá tocaba cada vez que tenía que ir a alegrar una fiesta o un velorio, allá partía con el más chico de los seis, que era yo». (Fuente: «Víctor Jara, un trovador que le canta a su pueblo», 1971)

Su infancia fue sellada a fuego con la música. Amanda tocaba cuando podía. Trabajaba mucho para mantener a su familia, que había sido abandonada por el padre de Víctor. Pero ella no descuidó la formación musical en su entorno y se las ingenió como pudo. Así lo recuerda Joan Jara en su libro “Víctor, un canto inconcluso”:  “Para ganar un poco de dinero extra, Amanda tomó además un pensionista, el maestro de la escuela local. Le proporcionaba habitación y comida, además de lavar su ropa junto con la del resto de la familia en un calderón, sobre el fuego. Víctor era feliz con aquel estado de cosas, pues el joven maestro tocaba la guitarra, lo que le daba a él la posibilidad no sólo de escuchar, sino de tener el instrumento entre las manos y aprender los primeros acordes. Su madre siempre estaba demasiado atareada para enseñarle”.

La foto captura el rostro de un preadolescente Víctor Jara, con una sonrisa franca, que demuestra el orgullo de posar con su mamá.

Seguiremos compartiendo más fragmentos de la vida de Víctor y de su legado, camino a la conmemoración de los 90 años de su natalicio. 

¡Ayúdanos para que todos vean el FAM 2022!

Este año el FAM será aún más especial. Volvemos a la presencialidad para conmemorar juntos los 90 años del nacimiento de Víctor Jara y tendremos un Festival único, emotivo, un acto de reivindicación y memoria para esos “5 mil” que estuvieron detenidos en el Estadio y que merecen ser recordados por siempre. 

Pero tenemos un desafío. Queremos levantar una potente señal de streaming para que aquellos que no puedan estar en el Estadio igualmente vivan esta experiencia inolvidable. Creemos importante llevar este encuentro a personas de las regiones de Chile y de cualquier parte del mundo, para que nos acompañen haciendo vivo el legado de Víctor Jara. 

Para lograrlo hemos implementado un sistema de aportes mensuales. Podrás donar con tu cuenta corriente, tarjeta de débito o tarjeta de crédito. Este cargo se te hará todos los meses hasta que tú lo decidas. Pueden ser montos de $1.000, $2.000, $3.000, $4.000, $5.000, $7.000, $10.000, $12.000 y $15.000. Este es el link:

También se puede donar a través de Flow, a través de tu tarjeta de débito, grandes tiendas o multicaja, MACH, Servipag o Onepay:

Para donaciones internacionales, puedes hacerlo a través de PayPal:

Si no tienes tarjeta de crédito, puedes hacer transferencias directamente a la cuenta de la Fundación. Estos son los datos:

  • TITULAR CUENTA/ RAZÓN SOCIAL: FUND VICTOR JARA
  • RUT: 72.378.300-3
  • BANCO: SANTANDER
  • TIPO DE CUENTA: CORRIENTE
  • Nº DE CUENTA: 0-000- 00-95177- 3
  • CORREO: [email protected]

Joe Vasconcellos debuta en el FAM: “En estos tiempos tan algorítmicos no podemos perder la herencia de Víctor”

La música está volviendo al formato presencial, tras la larga y angustiosa pausa de la pandemia. En unas semanas más, el Festival Arte y Memoria volverá a llenar de sonidos el Estadio Víctor Jara entre el 23 de septiembre y el 2 de octubre y tendrá de invitado a un artista que también está disfrutando de este regreso a las pistas en vivo: Joe Vasconcellos. 

Será la primera vez del intérprete de “Las seis” en el FAM y él comenta así la convocatoria a este encuentro, en el natalicio 90 de Víctor Jara: “Es una mezcla de mucha emoción y gratitud, porque es una invitación llega en el momento de tanta incertidumbre que estamos viviendo. Fue como pisar tierra, sentir que seguimos de pie, tras la figura de Víctor Jara”. Y complementa sobre el cantautor: “Creo que todavía falta mucho para sentir el verdadero peso que tiene para nosotros los chilenos y sobre todo para quienes vivimos de la música, del arte (…)  Para mí es un honor y estoy extremadamente agradecido de poder participar en los 90 años de Víctor”. 

Joe Vasconcellos, quien nació como José Manuel Yáñez Meira de Vasconcellos, tiene una historia de migración y de conocimiento de distintas culturas desde su infancia cuando, por el trabajo diplomático de su padre, pasó sus primeros años entre Italia, Japón y Brasil. A los 20 años conoció Chile y comenzó una carrera destacadísima primero como integrante de Congreso, tiempo en el que compuso el clásico “Hijo del sol luminoso”, y luego como solista.

Con toda esa trayectoria, ¿cómo se desarrolló su vínculo con Víctor Jara?  “Víctor llegó a mi vida cuando era adolescente y estaba en un proceso de escuchar música progresiva, en inglés; estaba viviendo en Europa y esas eran mis influencias. Después del golpe empezamos a recibir mucha música chilena y así llegó a mis manos un disco de Víctor. Fue muy impactante porque sentí que en su cantar y en su música había una sencillez impresionante y una profundidad muy grande. Lo escuchaba y sentía las mismas emociones que al oír a esas mega bandas. Fui sabiendo su historia y todo eso me marcó muchísimo. Cuando llegué a Chile mi relación con la música de Víctor fue de a poco, de a poco. Hoy en día es parte importante de mi vida”. 

– ¿Cuál es la herencia que deja Víctor Jara como artista y como persona?

“Es una horma que ya no se hace más. Una persona que a través de su oficio supo entender la ternura de nuestro Chile y nos dio una herencia muy grande, que en estos tiempos tan algorítmicos no podemos perder. Esa ternura, esa emoción que te genera estar junto al prójimo, creo que es el mayor legado que Víctor deja”. 

Joe Vasconcellos también siente la responsabilidad de llegar al FAM en plena campaña de recuperación del Estadio Víctor Jara, que la Fundación impulsa para transformarlo en un Sitio de Memoria y Centro de Cultura Popular. “Me parece importantísimo, vital, que exista un recinto dedicado al arte, para el desarrollo de nuestra cultura. Tenemos muchísimos artistas, nos damos el lujo de exportar artistas en un país pequeño y que tiene una industria muy maltratada. Volver a tener el estadio Víctor Jara en plenitud es algo urgentísimo, que tiene que ver con la ciudad de Santiago, con Chile y con seguir teniendo esperanza frente al desarrollo de la música y del arte”. 

Como debutante en el FAM, Joe Vasconcellos recibe la pregunta de rigor: ¿Qué nos puede adelantar de lo que está preparando? “La verdad yo soy súper supersticioso y prefiero no dar adelantos. Sí puedo decir que vamos con una banda espectacular y siempre tenemos como lo más importante no defraudar al público. Sin duda van a salir sorpresas y cosas lindas porque Víctor Jara inspira”.

Más detalles de la programación en FAM Víctor Jara 2022

Santaferia abrirá los fuegos del FAM 2022: “Cancelamos unos show que teníamos comprometidos por estar en el Festival”

Estamos a menos de dos meses del Festival Arte y Memoria,  que vuelve a la presencialidad tras dos años en que nos ingeniamos para honrar la memoria de Víctor Jara con transmisiones online con recuerdos de grandes actuaciones, presentaciones especiales -en un estadio vacío por las restricciones impuestas por la pandemia- y un documental, “Canto en el silencio”, que entrelaza la historia del Estadio Víctor Jara con la música de artistas nacionales. 

En el regreso a las pistas, el FAM ha convocado a una larga lista de músicos comprometidos con la memoria, con el arte y con el pueblo. Entre esos nombres está la popular banda de cumbia Santa Feria, que se presentará el primer día del Festival, 23 de septiembre. 

Alonso “Pollo” González, vocalista del grupo, cuenta cómo toman la invitación para el FAM en los 90 años de Víctor Jara: “La recibimos con los brazos abiertos. Esta vez dejamos de lado muchas cosas y cancelamos unos show que teníamos comprometidos por estar en el festival. Esa es la realidad, queríamos estar”.

Luego de esta confesión, el “Pollo” resume el vínculo de Santa Feria con el cantautor: “Con Víctor nos une la música, eso es lo primero. Su forma de ser, muy normal, muy sencillo y muy directo. Hoy por hoy la gente se enoja cuando uno piensa distinto, o porque decimos que algo no nos parece; mucha gente no sabe decir que no, porque quieren quedar bien con el otro”.

También destaca la herencia artística y humana: “Nos brinda generosidad con su música.  Entregó, y aún entrega, conocimiento hacia el pueblo. El conocimiento es poder y eso él lo entregaba. Nos dejó un legado histórico: ser quien quieras tu ser, siempre con respeto, pero ser como tú eres, sin preocuparte de que te enjuicien, y hacer todo con dedicación y amor. Nos choca mucho lo trágico de su muerte, nos toca el corazón”.

Finalmente, la banda de “Algún día volverás” se compromete con la campaña de la Fundación para recuperar el estadio Víctor Jara: “Estamos alegres al saber que se está recuperando ese Estadio que nos hace tanta falta, como espacio para la gente y para la cultura”. 

Para más información y venta de entradas al FAM 2022 ingresa acá. 

Beatriz Pichi Malen adelanta su participación en el FAM 2022: “Será una conjunción de arte para la memoria”

La cantante y activista mapuche será una de las artistas que participará en el Festival Arte y Memoria. “El público se va a encontrar con un Víctor Jara presente, en el sentido de su compromiso con Chile”, comenta.


El 18 de octubre de 2019 Beatriz Pichi Malen debía tomar un avión desde Chile para regresar a Argentina. Cuando comenzó a recibir las noticias de la revuelta popular uno de sus primeros pensamientos fue para Joan Jara: “Qué impresionante esta mujer que va tener que vivir esto nuevamente, después de tanto. Porque es diferente, pero es lo mismo, un movimiento popular”, cuenta desde su casa en el conurbano de Buenos Aires.

Beatriz Pichi Malén es una figura de la cultura Mapuche, habitante del Wallmapu, permanente viajera entre Chile y Argentina, cultora de la música de su pueblo, activista de sus causas, estudiosa de los seres humanos y la memoria.

Tiene 70 años y recuerda los días en que conoció a Víctor Jara: “De adolescente me llegaron algunas melodías, algunas canciones por la radio y decía ‘qué maravilla’. Escuchaba alguna poca canción de vez en cuando; por ejemplo “Yo no canto por cantar” y me hacía movilizar la mente y me preguntaba ‘quién es, dónde encontrarlo’, porque claramente internet no existía”. El misterio se resolvió años después cuando “iba por el centro de Buenos Aires y había muchas disquerías. Escuché la misma canción y entré con toda curiosidad a preguntar quién es. Anoté su nombre y me quedé escuchando y ya sabía quién era, ya sabía por dónde me llevaba ese artista”.

Su vínculo con Víctor Jara se reforzará una vez más en el próximo Festival Arte y Memoria, que se desarrollará entre el 23 de septiembre y el 2 de octubre en el estadio que lleva el nombre del cantautor. Beatriz Pichi Malén se identifica profundamente con este encuentro y con la campaña de recuperación del estadio que lleva adelante la Fundación para lograr dar al espacio la relevancia como Sitio de Memoria y Centro de Cultura y Arte Popular. 

 “Esta es una opinión absolutamente personal, porque claro que puede haber miradas diferentes. Voy a poner un ejemplo que sucedió acá (en Argentina): La Esma que fue, entre tantos otros, un centro clandestino de detención, tortura, muerte y desaparición de personas. Esa Esma pertenecía a la Marina mercante y en el gobierno del presidente Néstor Kirchner la expropió a la Fuerzas Armadas y fue entregada a las Madres de Plaza de Mayo. Eso es ahora un hermoso espacio verde, donde se desarrollan todo tipo de actividades con enfoque en la memoria permanente. Hubo sobrevivientes, algunos, que dijeron ‘no estoy de acuerdo con que se cante en un lugar donde hubo mucho sufrimiento’, pero yo tengo la mirada de las Madres. A tanto dolor y desesperación que terminó en muerte hay que ponerle vida, y para ponerle vida hay que ponerle amor y nada mejor que el arte para el amor”.

Beatriz Pichi Malen habla así, bonito. Escucha una pregunta y, como ella misma dice, la toma como punto de partida para sus cavilaciones: “Yo voy por una memoria viva y activa, porque de otro modo uno se olvida, y no es una actitud de tortura o autoflagelo, hay que hacerlo porque el día que perdamos la memoria no sabremos adónde vamos a ir”.  Y luego vuelve sobre el Estadio Víctor Jara: “Recuperar ese lugar, ese espacio de dolor y de terror, claro que hay que hacerlo para que se convierta en una memoria viva, activa y a la vez cargada de amor para quienes estuvieron allí y perdieron toda la posibilidad de vida. Para que no sea solamente un nombre o una consigna y no solo digamos ‘hasta la victoria siempre’ y se acabó, porque eso es una metáfora. ¿Qué es la victoria? ¿Qué es siempre? Ni siempre ni la victoria, porque todavía no hemos ganado nada. Desgraciadamente cada día estamos haciendo la lucha permanente y hay que hacerlo. En buena hora”.

“El recuperar ese lugar, ese espacio de dolor y de terror, claro que hay que hacerlo para que se convierta en una memoria viva, activa y a la vez cargada de amor para quienes estuvieron allí y perdieron toda la posibilidad de vida”.

¿Cómo toma esta invitación al FAM en los 90 años de Víctor Jara?

“90 años que podría estar compartiendo con nosotros si no fuera por esa perversa persecución y muerte. ¡Cuánto más podríamos haber disfrutado con su ejemplo de vida, con su bonanza, con su hombría de bien! Víctor es de esa gente necesaria, de los imprescindibles como decía alguien. Siento una gran emoción porque me tienen en cuenta desde la Fundación, no lo veo solo como a mi persona, sino como al canto que hago. El canto es nuestra lengua y es convidado a compartir esta memoria permanente. Hacemos todo el esfuerzo para encontrarnos, a pesar de pandemias, a pesar de gobiernos, a pesar de políticas de gobierno. Todas estas cosas que nosotros, quienes vivimos al sur de América del Sur conocemos tan y dolorosamente bien”.

Llama la atención eso de “hombría de bien”.

“Ah, es un concepto muy simple. A él le tocó ser hombre, pero tanto hombre como mujer tenemos la capacidad de desarrollarnos y hacerle honor a eso que decimos que ser y manejarnos en la verdad de una identidad. Creo que Víctor comprendió también aquello e hizo un aporte, pese a que su bondad y su bonhomía estaba condenada para quienes hacen la maldad. Todavía hay herederos de esos y cada vez se generan nuevos, Me pregunto si será esto la dicotomía de los opuestos, como hay días y noches, frío y calor, maldad y bondad. Pero si alguien dice que hay injusticia yo agrego ‘debe de haber justicia’ también”.  

Una de las compañeras de Beatriz en sus viajes por Chile ha sido Elisa Loncon, con quien ha compartido conversaciones y el activismo por la causa Mapuche. Sobre el rol que desempeñó como presidenta de la Convención Constitucional dice: “Es un orgullo que una lamgen ejerza ese papel en un momento tan importante. Ella tiene una formación superlativa. Pienso que cuando una hermana o un hermano avanza, todos vamos con ellos. Y ella ha avanzado para ser uno de los pilares fundamentales para esta Constitución nueva que ojalá tengamos. Bueno, yo me hago parte también, por mis hermanos. Y como en todo nacimiento no es solamente felicidad, hay mucha sangre, mucho dolor. Hay que parir una Constitución y yo creo que ustedes lo están haciendo muy bien”. A su conocimiento también han llegado las tácticas de desinformación que se han utilizado para frenar a la nueva Constitución: “Las noticias falsas fueron creadas como una nueva forma de ametrallar la memoria, la cabeza. Como ciudadano o ciudadana uno debe de exigir y para exigir, naturalmente, tenemos que informarnos bien y votar. Debemos tener el compromiso y la responsabilidad”. 

“Las noticias falsas fueron creadas como una nueva forma de ametrallar la memoria, la cabeza. Como ciudadano o ciudadana uno debe de exigir y para exigir, naturalmente, tenemos que informarnos bien y votar”. 

“Pichi Lewfu” es el single que Beatriz Pichi Malen editó hace menos de un mes. Sus múltiples trabajos están disponibles en todas las plataformas y pese a su gran experiencia artística dice que está nerviosa con lo que prepara para el FAM. “Estamos pensando en armar una presentación que sume a otras personas, será una linda oportunidad”, dice. También proyecta este Festival: “el público se va a encontrar con un Víctor Jara presente en el sentido de su compromiso con Chile, como ciudadano que era. Le vamos a mostrar cómo está su Chile. Será una conjunción de arte para la memoria y ojalá con esa fuerza que haremos desde el 23 de septiembre al 2 de octubre se pueda conformar el futuro del estadio Víctor Jara, ya no solamente con el nombre, sino que sea un espacio desde la Fundación para todos, todas y todes”. 

Para más información y venta de entradas al FAM 2022 ingresa acá.

Francia Jammet sobre Estadio Víctor Jara: “Esperamos usos compatibles para un sitio de memoria y haya un diálogo fructífero entre la institucionalidad y la Fundación”

Las personas que nos han acompañado en estos años de lucha y de trabajo, son muy importantes. Nuestros colaboradores han sido muchos y en los más variados ámbitos. El pasado Día de las Culturas y los Patrimonios conversamos con una de ellas: Francia Jammet, encargada de la Unidad de Memoria y Derechos Humanos del Ministerio de las Culturas, las Artes y los Patrimonios. Ha sido colaboradora frecuente de la Fundación Víctor Jara, y tiene un importante hito, como fue la realización de los Cuadernos de formación para la memoria y la promoción y defensa de los Derechos Humanos.

Francia acompañó al Director de la Fundación Víctor Jara, Cristián Galaz, en la visita guiada en la que participaron diversas autoridades. La profesional, nos dio su impresión sobre este espacio que buscamos recuperar. “Este espacio tan simbólico y relevante de la historia de nuestro país y en torno a la figura de Víctor Jara y, que siempre ha repetido la Fundación, no solo Víctor Jara sino los cientos que estuvieron acá y vivieron una experiencia tan traumática y dolorosa, es también un espacio de resistencia y dignidad que se conjugan en estos sitios de memoria. Por eso es importante su recuperación, su preservación y su gestión porque aquí se guardan memorias diversas. Memorias del terrorismo de Estado, pero también las de resistencia, de dignidad y sobre todo la de Víctor”.

Francia Jammet se refirió a las labores que están desarrollando desde la unidad ministerial, y que convergen con la mirada que impulsa la Fundación Víctor Jara. “Desde el Ministerio de las Culturas, de la subsecretaría de las culturas y las artes y la Comunidad Cultura, Memoria y DD.HH. hemos estado trabajando estrechamente desde el 2015 con la Fundación Víctor Jara porque hemos aprendido mucho de la Fundación. Hemos trabajado varias propuestas, programas culturales, programas artísticos y la verdad es que ha sido una relación mutua muy, muy importante para nosotros porque llegamos como Estado, mucho después para apoyar esta gestión. El Estado tiene que estar siempre en una autocrítica en relación a su obligación respecto a la reparación que le compete en temas de crímenes de lesa humanidad y violaciones a los DD.HH.”. 

La profesional del Ministerio de las Culturas, las Artes y los Patrimonios, se refirió a la importancia que tiene el uso del Estadio Víctor Jara, respecto de su carácter de sitio de memoria. “La misma declaratoria de este lugar, de este Estadio como monumento histórico, hace una línea histórica en relación con el uso. Aquí también había un uso cultural, de festivales. Un ejemplo es aquel donde el mismo Víctor Jara ganó con ‘Plegaria a un labrador’. Entonces, siempre hubo un uso compartido y también, cuando se declara monumento, también se hace por ser un lugar de tortura y de secuestro. Esos son los atributos que tiene el lugar y siempre tiene que haber un diálogo con la institucionalidad pública (Ministerio del deporte) que está a cargo del lugar. Esperamos que eso brinde usos compatibles para un sitio de memoria y haya un diálogo fructífero entre la institucionalidad y la Fundación”, declaró.

La recuperación del Estadio Víctor Jara, Sitio de Memoria, una tarea que compromete a los trabajadores de la cultura y las artes

Una emotiva reunión, que se impuso al frío invernal del lugar. Eso fue lo que vivieron decenas de trabajadores de la cultura y las artes, este miércoles 15 de junio en el Estadio Víctor Jara. Convocados por Amanda Jara y Cristián Galaz, se reunieron para conocer los avances que la Fundación Víctor Jara ha tenido en este tiempo como parte de su lucha de décadas por recuperar este sitio de memoria y proyectarlo al futuro. 

Entre los asientos del Estadio se dieron a conocer los principales ejes del proyecto de la Fundación Víctor Jara para este histórico recinto. Transformarlo en un Espacio y Comunidad de Arte y Memorias que recoge los diversos sentidos de la historia del Estadio: deportes, artes, cultura y Derechos Humanos, todo bajo el alero de un gran SITIO DE MEMORIA

Uno de los que tomó la palabra fue el cantautor Nano Stern: “Me parece muy celebrable que la Fundación nos convoque aquí -que no es cualquier lugar-, y que podamos enterarnos de primera fuente cuáles son los esfuerzos, cuál es el proceso y cuáles son las dificultades con las que se enfrenta la Fundación en pos de poder hacerse de este lugar y convertirlo en lo que debiese ser. No un estadio deportivo semi abandonado rodeado de un baño público, sino un Sitio de Memoria que esté a la altura del legado que representa para todos nosotros”. 

Hay un aspecto muy importante que Nano Stern no dejó pasar y que tiene que ver con las fechas: 2023 marca los 50 años del golpe cívico militar. “Se da una coyuntura histórica muy particular, nos acercamos a los 50 años de la conmemoración del golpe de Estado y tenemos un gobierno con el cual es posible avanzar en estos temas. Esos dos factores creo que son más que suficientes para entender que es un momento y una oportunidad histórica y probablemente irrepetible, al menos en el futuro mediano”. 

También adhirió a la iniciativa la ex ministra de Bienes Nacionales Nivia Palma: “La Fundación Víctor Jara nos ha dado a conocer una propuesta yo diría muy completa, de cómo pensar este lugar como Sitio de Memoria, cómo difundir la obra de Víctor Jara, pero también cómo dialogar con la sociedad chilena hoy día, particularmente con la gente joven, con el mundo popular, cómo hacer de este lugar un espacio para formar a nuevas generaciones de creadores y creadoras, a nuevas generaciones de artistas”.

En sus palabras también recuerda el espacio físico donde está el Estadio, enclavado en el barrio Meiggs: “Además está pensando como proyecto para mejorar urbanísticamente el espacio donde está instalado este Sitio de Memoria. De verdad espero que las autoridades de nuestro gobierno puedan apoyar activamente, dar soluciones,  también el municipio. Me voy con mucha esperanza y muy contenta del proyecto que están presentando”.

El anfitrión, Cristián Galaz, director de la Fundación, agradeció la convocatoria de las trabajadoras de la cultura quienes quedaron comprometidas para seguir tomando acciones que convoquen a más personas. “Esperamos que este encuentro sea uno de muchos porque son vitales en la situación en que estamos, enfrentados a una posibilidad cierta de que podamos ocupar este espacio en un proyecto que la Fundación ha desarrollado por muchos años, un proyecto de Memoria, un proyecto de Cultura y de Arte”. Los artistas son pieza fundamental en este proyecto, por eso no pueden quedar fuera: “Era fundamental conversarlo con nuestros amigos de siempre, trabajadoras de la cultura, gestores culturales, artistas importantes, quienes siempre están apoyando el trabajo de la Fundación y ahora les pedimos especialmente el apoyo. Esta fase de recuperación del Estadio nos puede poner en un lugar que nunca hemos estado, ocupando este espacio en toda su extensión y propiedad y sobre todo sabiendo que puede y debe ser reconocido como un Sitio de Memoria para las generaciones que hoy día estamos acá peleando y también para las futuras generaciones”. 

Los principales ejes del Proyecto de recuperación Sitio de Memoria Estadio Víctor Jara son: 

  • Un Centro de Cultura y Arte Popular que promueva al Estadio Víctor Jara como un espacio cultural abierto y orientado a la cultura popular.
  • Una Escuela de Formación Artística orientada a niños, niñas, niñes y adolescentes, que potencie los talentos y capacidades artísticas.
  • Un Área de Educación que trabaje desde las orientaciones de la Pedagogía de la Memoria, para abordar los crímenes de Estado y sus consecuencias.
  • Un Archivo Oral y Centro de Documentación que recoja los testimonios de ex prisioneros y prisioneras políticas.
  • Un Museo de Sitio que señale los principales lugares utilizados por agentes represivos mientras el Estadio funcionó como centro de detención, tortura y ejecución.
  • Un Área de Deporte Comunitario que promueva prácticas deportivas orientadas a fortalecer la identidad y sentido de pertenencia, especialmente entre niños, niñas, niñes y jóvenes.

Si quieres ser parte de esta campaña por la Recuperación del Estadio Víctor Jara envíanos un correo electrónico: [email protected]

Taller de transferencia interna sobre Proyecto IberArchivos fue realizado con el equipo de la Fundación Víctor Jara

Sin duda, el quehacer de nuestra Fundación está ligado indisolublemente con la memoria. Una de sus manifestaciones es el trabajo documental que desde hace décadas se realiza y que ha ido creciendo y adquiriendo forma para seguir su labor, que es un bastión cultural y patrimonial para todas y todos. 

Actualmente, la Fundación Víctor Jara lleva adelante la ejecución de un proyecto denominado “Violaciones a los derechos humanos en el Estadio Víctor Jara (ex Estadio Chile) y actividades artísticas por la defensa de derechos humanos en Chile y el extranjero: clasificación, organización, conservación preventiva, digitalización y difusión del Fondo Post 1973 del Archivo Víctor Jara”. El objetivo de este proyecto es facilitar el acceso y uso público de documentos del Fondo Post 1973 del Archivo Víctor Jara, mediante la realización de procesos de clasificación, organización, conservación preventiva y difusión de documentos que dan cuenta de las violaciones a los derechos humanos ocurridas en el Estadio Víctor Jara (ex Estadio Chile). También se abordan las diversas iniciativas artísticas de defensa y promoción de derechos humanos realizadas en Chile y en el extranjero desde 1973 en adelante.

Como parte de este proyecto, las investigadoras del Archivo Víctor Jara, Mariela Llancaqueo y Valentina Abarca, realizaron un taller de transferencia interna para poner al corriente de los avances y logros al equipo de la Fundación. “El trabajo con archivos requiere un tiempo de acciones internas, antes que las personas puedan consultarlos o solicitarlos, y va desde las tareas de conservación preventiva hasta el análisis para establecer informaciones relevantes como fechas, hitos, entre otros. Estamos contentas con los avances, pues todo el material que se ha logrado ordenar y clasificar permitirá conocer y valorar el esfuerzo de Joan como activista de la defensa de los derechos humanos y además se abren posibilidades de nuevas investigaciones en torno al periodo 1973-1990”, afirma Mariela.

Se espera que al finalizar la ejecución del fondo, se haya logrado: La organización y ordenamiento del fondo documental Post 1973; la actualización del repositorio del AVJ (Habilitación  del software de búsqueda ATOM); la publicación de una guía; la realización de talleres de intercambio de experiencia y publicaciones en redes sociales. 

El fondo Post 1973 cuenta con tres subfondos: Solidaridad Internacional, Resistencia Cultural en Chile y Difusión Vida y Obra de Víctor.

¿Qué es Iberarchivos?

El programa Iberarchivos es una iniciativa de cooperación e integración de los países iberoamericanos articulada y ratificada por las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, para el fomento del acceso, organización, descripción, conservación y difusión del patrimonio documental, que contribuye de manera decisiva a consolidar el Espacio Cultural Iberoamericano.

El programa incentiva lazos de solidaridad y fortalece las capacidades de los profesionales y la promoción de los archivos iberoamericanos de cualquier tipología, desde los Archivos Generales de la Nación a los Archivos Municipales, pasando por Archivos de instituciones de Derechos Humanos o de Pueblos indígenas, entre otros.

El Programa constituye un fondo financiero que apoya proyectos presentados a convocatorias anuales de ayudas a proyectos archivísticos. Entre la primera convocatoria de ayudas de 1999 y la última aprobada en 2020, se han apoyado 1.374 proyectos en 23 países iberoamericanos, con una inversión total de 5.166.035 € y 1.671.854 USD.

Recordando a Víctor y su labor en el Teatro

Este mes conmemoramos a los artistas teatrales de nuestro país a propósito del natalicio del director Andrés Pérez el 11 de mayo. Y, cómo no, surge la imborrable huella que dejó Víctor Jara en las tablas. No sólo dirigió clásicos inevitables de nuestra historia teatral, también influyó en generaciones de creadores. https://fundacionvictorjara.org/orietta-escamez-el-adios-a-una-pionera-del-teatro/

Entre muchas otras obras dirigió “Ánimas de día claro” y “La remolienda” de su amigo, Alejandro Sieveking (1964) y las innovadoras propuestas de “Entreteniendo a Mr. Sloane” de Joe Orton y la obra (1968); y la vanguardista “Viet Rock”, de Megan Terry (1969). 

En su quehacer, Víctor unió el teatro con sus otras pasiones. Por ejemplo, cuando dirigió “La remolienda” enseñó al elenco guitarra y bailes folclóricos. Y recordada es la exigente preparación que, junto a Joan Jara, realizaron para el montaje de “Viet Rock”. Así lo ha recordado el destacado actor Nelson Villagra: “Víctor en ese tiempo ya estaba influenciado por Joan, con la onda física, digamos, de la importancia física del actor o de la kinésica. ‘Viet Rock» era una denuncia de la Guerra de Vietnam. Eran metáforas sobre la Guerra. Yo hacía un sargento norteamericano que disciplinaba a mis soldados. Nos preparó físicamente Joan. Joan Turner en ese momento todavía, la futura Joan Jara. Una preparación increíble porque hasta el día de hoy empleo varios ejercicios de los que enseñaba Joan”. 

Si quieres revisar más historias teatrales de Víctor puedes ver acá: 

Entrevista a Nelson Villagra

Nota sobre la actriz Orietta Escámez

Reportaje de radio Universidad de Chile

Puede ser una imagen de 7 personas y personas de pie

Un sueño absolutamente posible: el plan de la Fundación para el Estadio Víctor Jara

La recuperación del Estadio Víctor Jara es un anhelo para muchos chilenos, en especial para quienes conformamos la Fundación. Los graves hechos delictuales en los que se ha visto involucrado el sector de Meiggs, corazón donde se emplaza el recinto, nos plantea un desafío que no es menor y depende de muchas voluntades y de decisiones valientes.

La Fundación busca despertar a este gigante, de su largo sueño inducido y volverlo a la vida con todas sus fuerzas y capacidades.

La propuesta recoge los diversos sentidos de la historia del Estadio, deportes, cultura y Derechos Humanos, todo bajo el alero de un gran SITIO DE MEMORIA. Sus principales ejes son:

  • Un Centro de Cultura y Arte Popular que implemente una mirada alternativa sobre la vinculación con los territorios y comunidades; que promueva al Estadio Víctor Jara como un espacio cultural abierto y un escenario alternativo orientado a la cultura popular.
  • Una Escuela de Formación Artística orientada a niños, niñas, niñes y adolescentes, que potencie los talentos y capacidades artísticas que todas las personas poseen.
  • Un Área de Deporte Comunitario que promueva prácticas deportivas orientadas a fortalecer la identidad y sentido de pertenencia a los territorios, aportando al desarrollo social de las comunidades afectadas por la desigualdad y la discriminación. 
  • Un Área de Educación que trabaje desde las orientaciones de la Pedagogía de la Memoria, poniendo en el centro el diálogo intergeneracional y el intercambio de experiencias para abordar los crímenes de Estado y sus consecuencias, asegurando que no se vuelvan a repetir.
  • Un Archivo Oral y Centro de Documentación que recoja los testimonios de exprisioneros y prisioneras políticas; artistas y colectivos artísticos que han aportado a la recuperación del Estadio.
  • Un Museo de Sitio que señale los principales lugares utilizados por agentes represivos mientras el Estadio funcionó como centro de detención, tortura y ejecución.

Para realizar este proyecto de gran alcance se requiere de muchas voluntades, de la comunidad que ya está, pero principalmente del Estado y su actual gobierno. Por eso, la Fundación está solicitando se le entregue en comodato el Estadio Víctor Jara y que, al mismo tiempo, se le otorguen los recursos necesarios para hacerlo andar. El gigante dormido, el Estadio Víctor Jara, ya tiene una razón para despertar.